El mejor calificativo que se le puede dar a Casi 300 es el de bodrio total y absoluto, y que dadas sus características debería ser objeto de estudio en todas las facultades de audiovisuales y escuelas de cine del mundo, para que las nuevas generacion

★☆☆☆☆ Pésima

Casi 300

Desde luego, Jason Friedberg y Aaron Seltzer han sabido encontrar su hueco en la industria del cine, y es que nadie como ellos personifica mejor uno de los géneros por el que más predilección sienten actualmente los grandes estudios: las parodias. Sí, sólo dos personas han sido capaces de pergeñar el guión de la infame primera entrega de Scary Movie, además de las no menos lamentables Date Movie, Epic Movie, y ahora Casi 300.

Al ver Casi 300, lo primero que se le pasa a uno por la mente es que semejante engendro no debería ni ser considerado como una obra cinematográfica. Llamar a algo tan bochornoso película sería un insulto en toda regla a todos los esforzados cineastas del planeta. Y es que el visionado de semejantes títulos debería estar recogido como una forma de tortura en la Declaración de los Derechos Humanos. Una vez explayados los sentimientos encontrados hacia este subgénero de la comedia, la pregunta del millón es si era realmente necesario hacer una parodia de un film como 300, que en no pocos aspectos resultaba tan forzado que rozaba la auto-parodia. Durante algo menos de hora y media, Friedberg y Seltzer dan una clase magistral de lo que nunca debería mostrarse en la gran pantalla: una interminable, aburrida y repetitiva colección de los tópicos chistes de mal gusto, bromas groseras y gags ofensivos. El único aspecto medianamente positivo es el esfuerzo de Sean Maguire por parodiar a Gerard Butler, tanto en su estilo interpretativo como en el plano físico.

El mejor calificativo que se le puede dar a Casi 300 es el de bodrio total y absoluto, y que dadas sus características debería ser objeto de estudio en todas las facultades de audiovisuales y escuelas de cine del mundo, para que las nuevas generaciones aprendan la lección y sepan lo que no se debe hacer bajo ninguna circunstancia.

Lo mejor: El esfuezro de Sean Maguire.
Lo peor: Absolutamente todo.
publicado por Francisco Bellón el 27 marzo, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.