Película sobre un tipo rico y poderoso que le ofrece un trato a otro tipo para que este se quede con su mujer. Diálogos increibles y acción extraña hacen que me haya aburrido como un lirón viendo un discurso de investidura. Tremendamente soporífera.

★☆☆☆☆ Pésima

La Huella

Director: Kenneth Branagh
Duración: Muy cortita, ochenta y pocos minutillos.
Estreno: 11 de octubre de 2007.
Espectadores: 67.467 de seres humanos.

Seguro que todos mis lectores alguna vez han leído un Mortadelo. Qué grande Ibañez con sus ocurrencias. Uno de los momentos más habituales es cuando el Super cocea a sus dos subordinados, dejándoles una huella de herradura en las posaderas. Poca huella les deja en comparación con la que le dejaría yo al que ha hecho este bodrio. Madrecita mía, que sopor sólo de recordarla. (Lo se, está mal traído, pero esta película no merece mejor entradilla)

La película trata sobre un tipo que va a la casa de un famoso escritor de Best-sellers a pedirle que le de el divorcio de su mujer para así casarse él con ella. Este se niega en un principio, pero poco a poco se lo va pensando, hasta que le ofrece jugar a un juego. Si este le roba unas joyas, para cobrar el seguro, él le dará el divorcio, además de poder vender dichas joyas.

Podemos decir que la película está dividida en tres actos, el primero de rollo extraño, el segundo de rollo detective Colombo y el tercero de rollo rollazo. A destacar que es un mano a mano entre dos actores, dado que no hay más personajes, pero con un guión de los más curioso (por decir algo). Los diálogos no se los cree nadie, la situación te deja mirando por tu casa vaya a haber una cámara oculta, y el final es tontísimo. Vamos, que para este viaje no hacían falta las alforjas, máxime cuando se trata de un remake.

Resumiendo, película sobre un tipo rico y poderoso que le ofrece un trato a otro tipo para que este se quede con su mujer. Diálogos increibles y acción extraña hacen que me haya aburrido como un lirón viendo un discurso de investidura presidencial. Tremendamente soporífera.

Pestiño.

Besitos.

P.D: ¿Qué le pasa a Jude Law a mitad de la película que se vuelve una caricatura de sí mismo? ¿Y a Michael Caine al final que saca la boa y se dedica al mundo de la pluma? Delirante.
P.D.2: Gracias a Dios mi santa no es decoradora de interiores, por que vaya mierda de casa.
publicado por Tito chinchan el 13 abril, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.