El carisma de un Robert Downey Jr. al que el traje le viene como un guante, los toques de humor finamente engarzados con acción y efectos especiales a raudales y todos y cada uno de los actores secundarios, funcionan a las mil maravillas.

★★★★☆ Muy Buena

Iron Man

Con Iron Man he podido disfrutar de una gran adaptación a la pantalla grande de uno de los héroes más míticos y queridos de la casa Marvel, al que mi amado Spiderman llama “cabeza de lata”, el héroe maldito hecho a sí mismo, sin mutaciones, sin picaduras de insectos, sin radiaciones fortuítas: Tony Stark, alias Iron Man.

La estructura de la película es simple. Millonario aburrido, alcohólico, fabricante de armas y ausente de moral es secuestrado y se da cuenta de que su vida no tiene mucho sentido. Como es un manitas y tiene pasta y tecnología punta para jugar, se hace un traje de hierro para zurrar a los malos sin compasión. Tras las clásicas pruebas, empieza a cogerle el tranquillo, para al final enfrentarse a un archienemigo más grande y más fuerte en una soberbia batalla final.

En efecto, como digo, la fórmula de la película es la vista en mil y una ocasiones, tanto en el cine, como en los libros o hasta en los videojuegos. Pero da igual, porque en este caso, el carisma de un Robert Downey Jr. al que el traje le viene como un guante, los toques de humor finamente engarzados con acción y efectos especiales a raudales y todos y cada uno de los actores secundarios, funcionan a las mil maravillas.

La introducción es lo suficientemente larga como para que nos interese lo que le pase al protagonista. La construcción del traje se toma con tiempo y los personajes tienen tiempo a definir sus personalidades, lo que denota un guión trabajado, sin las prisas y la falta de inteligencia de algunos de los subproductos heroicos que poblaban la cartelera hace poco, como la infame “Spiderman 3” o el capítulo que supuso el desmantelamiento de la franquicia de los 4 fantásticos.

Parece que los fabricantes de imágenes se dan cuenta, de vez en cuando, de que una buena peli de acción y fantasmadas no puede constar solamente de eso, imágenes e imágenes generadas por ordenador a ritmo vertiginoso que bombardeen al espectador. Sin una historia medianamente hilada, sin personajes que conecten con el público, sin un descanso entre rijostio y rijostio, la película se transforma en un sinsentido adrenalínico pero sin interés.

La nota negativa la pone quizá la química, o más bien la ausencia de química entre Gwyneth Paltrow, que hace de la eficiente secretaria de Stark, y Robert Downey, quienes juntos protagonizan algunos diálogos bastante cogidos por los pelos.

A pesar de esto, parece que tenemos nueva franquicia por delante. Esperemos que el gigante verde de Edward Norton nos depare un sabor tan dulce como el que deja el hombre de hierro.

Lo mejor: Robert Downey Jr., perfecto en el papel de héroe fanfarrón.
Lo peor: La química entre los protagonistas, que no acaba de cuajar.
publicado por Heitor Pan el 30 abril, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.