Una colorida pieza de entretenimiento con acción, aventura, vértigo y emoción para todos los públicos. Imperdible para aquellos que crecieron viendo a este personaje.

★★★★★ Excelente

Speed Racer

Meteoro fue, sin dudas, el primer dibujo animado con el que me fanaticé siendo aún muy niño. Tanto que, según lo que me han contado mis padres, aprendí a maldecir a esa tierna edad, entre rezongos y berrinches, cuando llegaba a su fin el capítulo de media hora de la serie que pasaban en televisión (blanco y negro en aquel entonces) y que yo seguía religiosamente.
Por ese motivo, haber tenido la oportunidad de verlo transformado en algo "real" en pantalla grande, aún cuando ya han pasado mas de tres décadas desde aquellos días, me generó una emoción tan grande que en mas de una oportunidad durante la película sentí que se me humedecían los ojos. Y no exagero.
Sinceramente me importa muy pero muy poco lo que la crítica "seria" vaya a decir de esta película. Para mi, en lo personal, fue una experiencia increíble y maravillosa.
Hacía mucho que no salía del cine sintiéndome tan contento. Tan infantilmente feliz.
Si bien la historia se ha adaptado para hacerla mas acorde a la época actual, también se ha respetado admirablemente la esencia y la mística de todos sus protagonistas, por lo que, es justo advertirlo, deberán esperar un producto final decididamente orientado mas hacia el público infantil (O sea que no hay minas en bolas, ni malas palabras, ni violencia explícita, ni nada de eso. Bueno, todo no se puede…). Aún así, de ninguna manera llega a decepcionar y mucho menos a aburrir, y resulta una imperdible oportunidad de permitirse, durante algo mas de dos horas, el volver a ser un niño y disfrutar de un entretenimiento verdaderamente fantástico.
En caso de que allí del otro lado haya alguien que no conozca la historia de Meteoro (lo cual indicaría que es un extraterrestre recién llegado, que no tuvo infancia, o que directamente nació ayer) le cuento:
Meteoro (O Speed Racer como se lo conoce internacionalmente) es un joven nacido en el seno de una familia cuya vida entera gira en torno a los autos de carreras.
Su padre, Pops Racer, es un eximio ingeniero mecánico, diseñador y creador del poderoso Mach 5, un auto de carreras único y excepcional, que es exclusivamente piloteado por Rex, el hermano mayor de Meteoro y a quien él admira e idolatra.
Un día, por motivos que la familia no llega a comprender, Rex decide abandonar la escudería familiar y correr para una compañía de dudosa moral, con lo cual, a pesar de volverse el campeón indiscutido y poseedor del récord de velocidad, también se genera fama de mugriento y mal competidor.
A pesar de ello, la devoción y el amor del pequeño Meteorito hacia su hermano permanecían inalterables, por lo que seguía observando con atención cada competencia en la que Rex participaba.
Lamentablemente, esto hace que en una de ellas inesperadamente deba verlo hacerse bosta en el terrible accidente que le cuesta la vida.
La familia entera queda devastada por esta tragedia, pero aún así su pasión por las carreras no se extingue y, años después, lejos de desear ponerle fin a la escudería Racer, continúan en el negocio mas fuertes que nunca y ya con el joven Meteoro como nuevo piloto del Mach 5, que en cada competencia demuestra que es un corredor nato excepcional, instintivo, temerario y capaz de entregarlo todo en pos de conseguir la victoria.
Esto hace que los triunfos se sucedan uno tras otro y que su nombre y su fama crezcan cada vez mas, a punto tal que las mas importantes escuderías se disputan la oportunidad de poder contarlo entre sus filas.
Así, un día llega hasta la casa de los Racer el mismísimo dueño de las Industrias Royalton (la escudería mas importante de todas), en persona ofreciéndole un lucrativo contrato a Meteoro y a su familia a cambio de que trabajen para él.
Luego de pensarlo mas o menos como cinco minutos, la joven estrella del volante respetuosamente declina la oferta y decide seguir corriendo para la modesta escudería familiar, no sin antes aburrir al Sr. Royalton con una empalagosa historia acerca de tradición y lealtad a modo de justificativo de su decisión.
Y ahí se pudre el rancho.
Royalton se pone como loco y empieza a gritarle que que te pensás mocoso, que vos sos loco o te pateó una vaca, que te ofrezco buena guita y que se yo, pero Meteoro sigue sin aceptar. Es entonces cuando, preso de su calentura, Royalton le grita que es un ingenuo (por no decirle flor de pelotudo) si cree que las carreras se ganan por derecha; que todo es negocio, que todas las carreras, incluso el Grand Prix, están arregladas de ante mano desde siempre y que si no corre para él le va a ir muy mal. – Y sino preguntale a tu hermano – le dice – ¡Ah! No, cierto que se hizo torta en un accidente y se murió jaaaajajajaja (Era muy cruel Royalton).
Al descubrir que todo aquello que lo inspiraba era una gran mentira, Meteoro se enfurece y poniendo trompita le dice "Ya vas a ver gordo hijo de puta" para luego alejarse haciendo pucheros.
A partir de ese momento, el joven corredor decide que correrá por su familia, por su honor, y para desenmascarar el negocio que existe detrás de las carreras.
Mientras tanto, Royalton utilizará todos los medios a su disposición para liquidar a Meteoro e impedir que el Mach 5 vuelva a cruzar una línea de llegada alguna vez.
Mas o menos así, a grandes rasgos, es la historia que da forma a esta película.
Simple, sin demasiadas complicaciones argumentales, pero lo suficientemente bien lograda como excusa para sostener la presentación de este gran personaje en el formato cinematográfico.
Lo mas novedoso y llamativo de esta producción, sin dudas, está dado por su cuidada estética visual, la que presenta una influencia decididamente animé en cuanto a la dinámica, sostenida por una ambientación retro-futurista cuidada al detalle y un colorido que por momentos roza lo exagerado.
Si bien el ritmo que presenta la película no es del todo regular, ya que alterna las casi excesivamente vertiginosas secuencias de las carreras (realmente fantásticas) con escenas mucho mas lentas y relajadas, esto no impacta negativamente en el desarrollo de la historia ni llega a provocar que se pierda el interés en la misma.
También, dado que evidentemente se pensó orientada para un público familiar, presenta varios momentos de "humor" protagonizados mayormente por el hermano menor de Meteoro, Chispita, y su simpático monito Chito, que si bien son personajes que pertenecen indudablemente a la serie y que no podían faltar, creo que no hacía falta darles tanto protagonismo (Sinceramente hubiera estrangulado al gordito insoportable ese. Lo odiaba en el dibujito cuando era chico y lo sigo odiando ahora).
Mas allá de eso no puede dejar de destacarse especialmente la excelente realización de las escenas de carreras, las que por momentos presentan tal velocidad y cantidad de efectos, que casi hasta resultan difíciles de seguir.
En cuanto a las actuaciones lo primero que habría que decir es que la elección del casting fue sobresaliente, ya que la fisonomía de los protagonistas se ajusta casi exactamente a las imágenes de los personajes que se recuerdan de la serie.
El papel de Meteoro recayó sobre el joven actor Emile Hirsch, que cumplió satisfactoriamente con la tarea sin descollar pero sin fallas.
Lo acompañan Christina Rici como Trixie (que hasta parece que se hubiera puesto mas o menos buena), Matthew Fox como el Corredor X (que "¡está iguaaaaallll!" y a quien todos deben conocer como el Dr. Jack Sheppard de LOST), John Goodman como Pops Racer, Susan Sarandon como Mamá Racer, Paulie Litt como Chispita (gorrrrdo insoportable), Kick Gurry como Buijía, Roger Allam como Mr. Royalton y los monitos Julián Esteban y Eduardo Mauricio como Chito (son dos porque no puede actuar en todas las escenas el mismo mono. No lo permite el Sindicato de Monos Actores).
La dirección de esta película estuvo a cargo de los hermanos Andy y Larry Wachowski, quienes, no hace falta decirlo, fueron los creadores de la mejor película de todos los tiempos, Matrix, y que una vez mas vuelven a revolucionar el mundo del cine con un trabajo de vanguardia que te vuela el bonete.
A ellos, simplemente, gracias por la magia.

Calificación: 5 Renegados (Excelente. Una colorida pieza de entretenimiento con acción, aventura, vértigo y emoción para todos los públicos. Imperdible para aquellos que crecieron viendo a este personaje).

Recomendaciones: Si Ud. es de los que miraba Meteoro tomando la chocolatada cuando era chico, no se la pierda. Se va a emocionar.
Si Ud. no sabe quien es Meteoro, vaya igual. La película garpa de todas maneras.
Si Ud. de chico mas de una vez le pidió a los Reyes que le trajeran un Mach 5 y jamás le dieron bola, somos dos.
Si a Ud. no se le llenaron los ojos de lágrimas y le dieron ganas de gritar de alegría en la butaca cada vez que escuchó el ruidito ese que hace el Mach 5 cuando salta, hágase ver porque puede estar en coma.
Lo mejor: ¡¡¡Es Meteoro manejando el Mach 5!!! ¡¡El Mach 5!!
Lo peor: El exesivo protagonismo del insufrible y horroroso gordito que hace de hermano menor de Meteoro.
publicado por Renegado el 14 mayo, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.