Speed Racer

Antes de empezar a hablar del último proyecto de los hermanos Wachowski tengo que dejar claro que yo era uno de esos niños que alucinaron en su día con "Meteoro" (en Estados Unidos "Speed Racer") y que soy fanático de los videojuegos, especialmente de los de velocidad (desde "Megarace" a "Need for Speed", sin olvidar "Colin McRae Rally" u otros tantos). Dicho esto, hay que dejar claro también la gran espectacularidad visual que tiene la ¿película? que nos ocupa. Las tomas de las carreras y la velocidad de los coches son impresionantes, los colores apabullantes, pero ¿esto es una película? Es más ¿los niños del siglo XXI disfrutarán con esto? Sinceramente, me llevé toda la proyección buscando un joystick para poder manejar el poderoso coche Mach 5 y conseguir que Speed Racer (que también tiene cojones tomarse en serio a un personaje que se llama "speed" de nombre y "racer" de apellido) llegue el primero a la meta.
En cuanto a su target objetivo de público ¿en realidad creen que los niños de hoy día disfrutan con esa orgía de colores y escenarios virtuales -casi todos, de hecho- con la sobredosis de imagenes que todos tienen? Todo esto podría obviarse si el guión de la película fuera eso, un guión, pero lamentablemente no es más que una sucesión caprichosa y estúpida de personajes aún más estúpidos (¡¡Racer X no se quita la máscara de cuero y las gafas de competición ni en el dormitorio!!) que solo hacen estupideces. Todo estúpido, en definitiva, al nivel intelectual del chimpancé que es otro de los protagonistas de la "película" (así entrecomillada) cuya única función es hacer de contrapunto cómico al contrapunto cómico (o sea, un mono haciendo "monerías" cuando el hermano pequeño del protagonista dice una gracia).
El productor del film, Joel Silver, ha querido hacer una película para las generaciones que disfrutaron con la serie, como un grandioso homenaje, pero ese mismo público ahora está más preocupado en las hipotecas, los abogados y los divorcios que por un personaje (menos mal que aqui en España se llamó "Meteoro") cuya única función, era llegar el primero a la meta (como Fernando Alonso, pero en plan manga-hortera). Desde luego, si querían dar un giro radical a su carrera, los Wachowski lo han conseguido. Pero si la saga Matrix sufrió un más que preocupante declive en su última parte "Matrix Revolutions", ahora ya han quedado como los directores de un enorme anuncio para vender el videojuego "Speed Racer" en XBox, PS3, PC-DVD y todos los formatos posibles. En realidad ¿para qué querían una película, si con el videojuego habría bastado? Yo al menos, lo hubiera comprado (y disfrutado).
Lo mejor: El despliegue visual y los efectos visuales -aunque son más propios de un videojuego-.
Lo peor: El resto.
publicado por Federico Casado Reina el 15 mayo, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.