Tiene momentos realmente buenos y con acción electrizante. Si no se le pide mucho, se echa un rato agradable, con pocas exigencias. Perfecta para el clásico banquete de palomitas y refrescos de fin de semana.

★★★☆☆ Buena

En el punto de mira

Rodaron en Salamanca tierra mia, de arte y sabiduría, que decía Rafael Farina, aunque han replicado la plaza mayor de la localidad en México, en unos estudios que también sirvieron de escenarios para las calles adyacentes que también salen en la película…y quizás eso sea lo más indignante ¿Hasta cuando los norteamericanos van a confundir a España con México? Solo faltaba que salieran varios mariachis cantando en mitad de la plaza.

Esa "interpretación" de España ya la hemos sufrido en otras ocasiones, siendo quizás la más sangrante la de "Misión Imposible 2" en la que Sevilla aparecía como una república bananera y donde en la Semana Santa se quemaban los pasos después de sacarlos, en una especie de híbrido entre las Fallas y que se yo. En fin, vamos a lo que vamos: todo gira en torno a un atentado terrorista que sufre el presidente de los Estados Unidos -interpretado por William Hurt– en una cumbre mundial que se organiza en España. Y… eso es todo. ¿Recuerdas "Atrapado en el tiempo" y "Elephant"? Bueno, pues la narrativa y la dramaturgia es la misma: vemos una y otra vez el hecho, solo que desde varias perspectivas. A mi personalmente la que más me resulta interesante es la del escolta -interpretado por Dennis Quaid-, aunque se parece demasiado a "En la línea de fuego" de Wolfgang Petersen, aunque aqui no hay duelos personales entre un psicópata y el escolta del presidente, sino un simple atentado.

"En el punto de mira" tiene una visible y evidente preocupación por el nuevo orden mundial y el lugar en que están los Estados Unidos, y resulta interesante la visión que el irlandés Pete Travis ha dado de la historia -después de haber hecho una intensa reflexión sobre el IRA en la excelente "Omagh"- pero se echa en falta algo más de enjundia, profundidad. No obstante, tiene momentos realmente buenos y con acción electrizante. Si no se le pide mucho, se echa un rato agradable, con pocas exigencias. Perfecta para el clásico banquete de palomitas y refrescos de fin de semana.

Lo mejor: El montaje, ejemplar. El juego narrativo de los diversos puntos de vista. Dennis Quaid. Forest Whitaker.
Lo peor: Las trampas en el guión (y en el montaje) para que todo coincida. La falta de argumento. La falta de rigor en la documentación (Zaragoza no es México, por Dios!). Eduardo Noriega, que sigue acartonado desde...
publicado por Federico Casado Reina el 15 mayo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.