Una impactante cinta de cine familiar que aunque original, puede llegar a cansar, como un caramelo envuelto en papeles de chillones y explosivos colores, gusta, pero podría haber sido mucho más, lástima.

★★☆☆☆ Mediocre

Speed Racer

Nunca vi un episodio de "Meteoro", en los sesenta, cuando la serie se emitía en TV yo ni tan siquiera había nacido, así que, tras ver la película he tenido que irme a youtube a buscar si la apariencia marcada por los hermanos Andy y Larry W. se parecía o no con lo plasmado en pantalla, he de decir que al menos el look de los personajes así como el de los coches y las carreras han dado en el clavo, al menos en 2 de los vídeos que he podido ver, y la elección del casting ha sido bastante acertada, aunque ese look anime a lo "Charlie y la fábrica de Chocolate" a priori no acabara de convencerme.

Estamos ante cine familiar, y es significa que tiene que ser una película que primero hago que los enanos disfruten, que pasen un rato entretenidos (y quietos), y que al salir del cine quieran aburrir a sus padres hasta que les compren 2 o 3 juguetes de la película (créanme que hay muchos y variados de la misma), a la vez tiene que ser una cinta que no insulte la inteligencia de los adultos, que no los aburra y que no les haga caer en brazos de morfeo (fácil para los creadores de la saga "Matrix" jeje).

Como nota negativa diré que en algunos momentos el abuso de la pantalla verde hace flaco favor al desarrollo de la cinta (¿como iban a hacerlo sino? Me diréis muchos) sinceramente no lo sé, pero tanto efecto especial gratuito llega a cansar, así como el recargado colorin de la cinta, y es que uno termina la película con los ojos "casi en carne viva" de tanto brillo, color chillón así como flashes y explosiones.

En el apartado interpretativo, Emile Hirsch (la película le viene como anillo al dedo), Christina Ricci (parece que esta chica, como el buen vino mejora con el tiempo), Matthew Fox (su sombra de LOST es alargada), Susan Sarandon (ya era hora verla por este tipo de cine, que los actores también tienen que comer y pagar la hipoteca como todo hijo de vecino ¿no?) y John Goodman (comedido pero bien).

Por último destacar el score creado por Michael Giacchino, habitual de las cintas de Pixar y al que yo tengo especial cariño por ser el creador de la música de la serie "Alias" de la que antaño era un apasionado seguidor.

En resumidas cuentas: Una impactante cinta de cine familiar que aunque original, puede llegar a cansar, como un caramelo envuelto en papeles de chillones y explosivos colores, gusta, pero podría haber sido mucho más, lástima.
publicado por Rafa Ferrer el 30 mayo, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.