La vida sin Grace

Con todo lo que ha dado de sí el cine bélico, muy pocas veces hemos tenido oportunidad de comprobar la crueldad y barbarie de la guerra desde la óptica de los que están en casa y reciben la noticia de la muerte de su (póngase aqui lo que toque, ya sea hermano, hermana, padre, madre, hijo…). Una injustamente olvidada "Jardines de Piedra" de Coppola se atrevía a plantear el conflicto de Vietnam desde el famoso cementerio de Arlington, e incluso en "Salvar al Soldado Ryan" y "Banderas de Nuestros Padres" se podían entrever las arrasadoras consecuencias de las bombas y tiros, en el hogar original de los soldados que pelean en el frente. Por es la originalidad de Strouse es capaz de conmover al más pintado, ha arrasado en el Festival de Sundance, consiguiendo además nominaciones en los Globos de Oro e incluso en el Festival de Gijón: un padre de dos hijas recibe súbitamente la noticia que su mujer, sargento del ejército, ha muerto en Irak.

Intentando evitar el momento de decirle a sus hijas lo que ha pasado, se las lleva de viaje a un parque de atracciones… Con la estructura clásica de una "road-movie", intentando cortar las ataduras de una sociedad cada vez más ilógica, el personaje del padre realiza a través de ese viaje con las niñas otro trayecto interior bastante más intenso, conociendo mejor a sus dos hijas y a sí mismo, además de recordar con más claridad a su fallecida esposa. Con una simpleza demoledora, el guionista de "Lonesome Jim" -Dirigida por Steve Buscemi y aún inédita en nuestro país, siendo una de las más certeras crónicas de la juventud norteamericana (y quizás mundial) contemporánea- se lanza a la dirección con un primer film algo tramposo en sus planteamientos, pero ejemplarmente resuelto con una brillantísima dirección de actores y una reflexión tan amable como conmovedora. Quizás el único punto negro que pueda empañar este film sea el tufo reaccionario, proamericano, conservador y militarista que llega a "justificar" la muerte de la sargento Grace Anne Phillips, la mujer, esposa y madre sin la que se quedó una familia a causa de…¿la Guerra? ¿el Ejército? Los sentimientos y las emociones están muy bien tratadas, pero el director podría haber hablado no solo de las dramáticas consecuencias de las guerras, sino también de los motivos de las mismas.

Lo mejor: La demoledora simpleza para mostrar los sentimientos de un padre destrozado. Por supuesto, John Cusack y las dos niñas, ¡qué pedazo de actrices!
Lo peor: El tufo promilitarista que aparece de vez en cuando.
publicado por Federico Casado Reina el 15 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.