Darabont se mete con el cine de terror, pero comete sendos traspiés al navegar sin rumbo entre el cine clase b y su propia forma de entender la dirección.

★★☆☆☆ Mediocre

La niebla de Stephen King

Podríamos empezar a analizarla por su tristísimo final, por la necesidad (o no) de ese final, del cual, por obvias razones, no diremos palabra. Seguramente debe corresponderse con el final del relato de Stephen King (que no he leído), de otra forma suponemos que, debido a su enorme crueldad, ni siquiera se hubiera rodado. Podemos tomar otra vía y afirmar que no debe ser confundida con el clásico de 1980 La niebla (The fog, no The mist), de John Carpenter, y su insignificante remake de 2005. Esto nos lleva a pensar en Frank Darabont, el director de esta, director a su vez de películas como Cadena perpetua o La milla verde. Cierto es que Darabont ha realizado en sus inicios varios guiones de películas de terror, y que pocos son los casos de directores americanos que escriben sus propios guiones (en el caso de Darabont, esto sucede la mayoría de las veces). Tanto Cadena perpetua como La milla verde son también adaptaciones de cuentos de Stephen King.

Que esta se inscriba dentro de un reconocido patrón de realización, patrón que salvo por el hecho de ser adaptaciones del exitoso autor, no sigue un mismo género ni un mismo tono, no evita que los resultados de unas y otras sean completamente dispares. Darabont se mete con el cine de terror, pero comete sendos traspiés al navegar sin rumbo entre el cine clase b y su propia forma de entender la dirección, lo cual provoca varios desaciertos técnicos (especialmente, los malos cortes entre plano y plano), como si Darabont hubiera intentado aplicar cierta mirada ajena a su propia experiencia como director, fracasando rotundamente en ello. Las torpes referencias bíblicas, encarnadas en el personaje de Marcia Gay Harden, quien aún a pesar de estar al borde de la sobreactuación, es lo mejor del elenco, se multiplican a lo largo de la película, repercutiendo en el desenlace (que sólo desde ese punto puede considerarse pertinente a la historia).

Es de suponer que en el texto de King estas referencias son mayores y más complejas, en la película estas se muestran considerablemente chatas e injustificadas, puestas allí solo para suscitar la división entre los refugiados del supermercado. De este conflicto también podría establecerse paralelismos políticos, pero la medianía de la película hace que cualquier doble lectura quede al margen. Del resto, no hay mucho que se pueda decir. Los efectos especiales son correctos, Thomas Jane muestra una vez más su limitado talento como protagonista, por allí se cuela alguna referencia al autor (ver los afiches del atelier de David en la primera escena), y lo demás, apenas mediocre y carente de un interés similar a las anteriores películas del director.

publicado por Leo A.Senderovsky el 24 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.