Un guión que acierta dosificando la información a lo largo del metraje, una vibrante y muy correcta dirección y un mejor montaje, son los instrumentos principales de esta película.

★★★★☆ Muy Buena

En el punto de mira

¿Qué es el cine americano sino entretenimiento? ¿Qué es sino espectáculo? Estos dos conflictivos términos articulan una industria entera destinada a brindar precisamente eso: Entretenimiento y espectáculo. Parece algo sencillo, pero es más complejo de lo que parece. Observemos En el punto de mira. Procuremos mirarla con los ojos adecuados. Descartemos cualquier implicación con la actualidad política. Dejemos de lado todo atisbo realista. Si pensamos en lo primero, toda España debería enfurecerse ante esta película, que sitúa el atentado en Salamanca (cuya Plaza Mayor fue reconstruida en estudios para la ocasión). Si tenemos en cuenta lo segundo, no nos creeríamos muchas de las secuencias (¿A Forest Whitaker le da el físico para semejantes muestras de heroísmo? ¿Y qué me dicen de Dennis Quaid saliendo sin un rasguño de un descomunal accidente automovilístico?).

Poco importan los previsibles giros y las pequeñas y obvias trampas que hábilmente oculta el guión. Ya lo dijo Hitchcock: “Es sólo una película”. Tampoco deberíamos pensar en la construcción coral del hecho, algo muy visto de Rashomon a la fecha. Luego de plasmar todos los puntos de vista, termina apelando a una narración omnisciente para atar todos los cabos, sumar varias vueltas de tuerca y resolver la película. Nada de esto importa. Cuando uno se acerca a una película con ojos desprejuiciados, cuesta dejar de disfrutar un producto como este. Un guión que acierta dosificando la información a lo largo del metraje, una vibrante y muy correcta dirección y un mejor montaje, son los instrumentos principales de esta película. No hacen falta grandes actuaciones, cada uno hace lo que le corresponde, consciente de su función en este relato coral. En el punto de mira busca brindar un genuino entretenimiento de principio a fin, y lo consigue con enormes méritos, logrando el espectáculo más estimulante en mucho tiempo, incluso más entretenido que Soy leyenda.

publicado por Leo A.Senderovsky el 24 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.