La leyenda del dj… funciona sin necesidad del recurso documental que presenta la historia.

★★★☆☆ Buena

La leyenda del DJ Frankie Wilde

El género de los mockumentaries (o documentales apócrifos) se ha convertido en un género cada vez más recurrente. A menudo este dispositivo sirve para relatos donde se pone en tela de juicio el género del documental en sí, con su consabida noción de “verdad”, y otras veces se apela a esta forma para tapar ciertos evidentes baches narrativos. En este caso, su empleo no se asociaría con ninguna de estas dos modalidades. La única cuestión respecto a la ambigüedad en la veracidad de los hechos, se reduce aquí al interrogante que queda sobre el presupuesto que plantea la película al decir que está “basada en hechos reales”. Si es así, porque los espectadores ya hemos internalizado hace tiempo el significado de esa frase, cabe preguntarnos si existe o existió el tal Frankie Wilde, o algún dj con esas características, o si los hechos reales se retrotraen a la historia de Beethoven (lo que queda claro, es que Frankie Wilde es el Beethoven de los dj, por su sordera y su posibilidad de componer superando ese escollo).

En cuanto al segundo uso frecuente de la estructura del documental en la ficción, no vemos aquí grandes baches narrativos para tapar. Sí podemos apreciar que la película utiliza como disparador la fachada del mockumentary para contar la legendaria historia de Frankie Wilde, un personaje que no tarda en despegarse de esa estructura, interpretado por un desbordadísimo y sobresaliente Paul Kaye. Michael Dowse opta por darle a la película una forma de falso documental, que se irá deshilachando conforme nos adentramos en el zigzagueante devenir del personaje, y si bien intenta continuar con esa línea durante toda la película, la supuesta ficcionalización de los hechos se corre por la tangente y adopta cierta autonomía que termina imperando por sobre el esquema del documental de entrevistas. Vertiginosa, desaforada, con un minucioso empleo de la banda sonora, La leyenda del dj… funciona sin necesidad del recurso documental que presenta la historia, recurso que aquí solo posee el atractivo de la participación como entrevistados de algunas figuras del ambiente musical.

publicado por Leo A.Senderovsky el 30 junio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.