Un producto que logra salir airoso de la tradicional comedia machista y homofóbica que plantea al inicio, y se convierte en un muy buen vehículo para el lucimiento de dos talentosísimos comediantes.

★★★☆☆ Buena

Os declaro marido y marido

La nueva comedia protagonizada por Adam Sandler, aquí haciendo dupla con el protagonista de “The king of Queens”, Kevin James, cuenta con algunos elementos, cuanto menos, discutibles. La historia sigue la vida de dos amigos bomberos, uno, viudo y con hijos y el otro, soltero y mujeriego, que deben casarse para que los hijos del primero cobren un seguro. Pero la noticia del casamiento corre como reguero de pólvora y ambos deben fingir su homosexualidad ante el mundo. Hay en la película un conveniente viraje en los personajes, de una irritante homofobia a una considerable tolerancia, que se traduce en la película misma, al adoptar el guión el punto de vista de ellos, no deja de ser llamativa la forma en que el propio guión cambia radicalmente su mirada sobre la homosexualidad y las mujeres, pasando de un humor totalmente misógino y retrógrado a una suerte de comedia sobre la libertad de elección, y de denuncia contra aquellos que discriminan la homosexualidad.

Al parecer así lo entendieron ellos, y así lo habrá entendido Richard Chamberlain, que hace su aparición hacia el final de la película, con una pequeña participación solo justificada por el hecho de que Chamberlain, en 2003, se ha convertido en gay confeso. Hay que destacar que, más allá del cuestionable giro ideológico del guión y de apelar a infinidad de lugares comunes, en ningún momento deja de ser graciosa, y su buena dosis dramática aparece sin regodeos ni golpes bajos. Su humor se centra en la estupenda química de la pareja Sandler – James, dos comediantes que saben hacer lo suyo y se roban la película, el primero, en su ya típico rol de treintañero adolescente, y el segundo, enfundado en el traje de padre conservador, republicano (símil James Belushi), con un hijo aparentemente gay (esto último aparecía incluso en un capítulo de “According to Jim”, la sitcom de Belushi), y trabajando ambos en un grupo bastante intolerante, como es el cuerpo de bomberos. Algunas apariciones sobresalientes, como las de Steve Buscemi o Dan Aykroyd, colaboran con el tono de comedia hilarante que sostiene la película. En síntesis, un producto que logra salir airoso de la tradicional comedia machista y homofóbica que plantea al inicio, y se convierte en un muy buen vehículo para el lucimiento de dos talentosísimos comediantes, en una pareja que se esperaba con ansías, y cumple con gracia y excelencia las expectativas generadas.

publicado por Leo A.Senderovsky el 30 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.