Resulta orgánica en un planeta sin vida. Libre de diálogos es una historia de amor y una sátira del mundo que va más allá de una fábula alarmista.

★★★★★ Excelente

Wall-E

Pixar sigue evolucionando con maestría. Saca de Ratatoille sus personajes que son íntimos al mismo tiempo fantásticos comediantes y de Buscando a Nemo por su historia a la vez épica y de la intimidad todos los días. Y nos trae una comedia futurista de robots enamorados con un acertado comentario social sin perder el tiempo entrando a explicar o pontificar. La película es prácticamente muda, solo en la última media hora hay diálogos. 

Pero llega a contar muchas cosas, como el problema de la basura y el de la gordura. El sabor del film es absolutamente cinematografico tocando las referencias obligadas de Star Wars a 2001: Odisea del espacio. Abriendo paso usando el encanto de chaplinesco en un oxidado robot digital. Una visión futurista oxidada y a la vez nostálgica de los casettes, videos e ipods. Con la tensión dramática siempre puesta, en un mundo imaginativamente creado pero con su lógica propia bien definida. Cargado de incidentes altamente dramáticos y personajes dulcemente desarrollados.

 ¿Quién es Wall-e sino el ideal del enamorado? Waste Allocation Load Lifter Earth-Class, un pequeño robot compactador de basura que, a través de su esfuerzo y sus 700 años de trabajo puede conocer íntimamente al mundo y encontrar aquello que es realmente bello y valioso, persigue en lo primero que encuentra aquel ideal romántico plantado por los amores de las películas. La basura puede acabar con el mundo pero también pueden encontrarse joyas desde dulces que sirven para alimentar a las cucarachas adoptadas hasta musicales sentimentalistas.

Wall-E nos presenta a la humanidad consumista consumida. Los humanos se han refugiado en el nihilismo, en la gordura y la máxima vagancia que es no pensar al estar viendo televisión todo el tiempo. No resolver los problemas cuando se nos presentan nos obliga a irnos envolviendonos en nosotros mismos y aislarnos cada vez más hasta quedar encerrados en un crucero intergalático sin fecha de regreso a la realidad. Reducidos a seres inmóviles e inútiles que solo sirven para absorber líquidos y propagandas.

publicado por Ana el 1 julio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.