Marion Cotillard está tan enorme que aún no he digerido su interpretación.

★★★☆☆ Buena

La vida en rosa

Tras leer un resumen de la biografía de la Piaf después de una recomendación, pensé que estaríamos ante una gran película. Además, había recibido buenas críticas, así que, ¿qué podía fallar? Pues lo mismo de siempre: La vida en rosa es el típito biopic como lo fueron en su momento Ray y En la cuerda floja, con un esquema idéntico: nacimiento, descubrimiento, triunfo y decadencia del artista.

Desde luego, hay un intento por innovar bastante elogiable: la película roza la antiestructura con un montaje no lineal. Es decir, que los hechos que se muestran no están ordenados cronológicamente, aunque se indique casi constantemente qué etapa de la vida de la cantante francesa estamos viendo. Pero todo esto no es del todo suficiente como para obtener un notable, ya que la película se mueve durante casi todo el metraje en las peligrosas arenas movedizas de los clichés. Sin embargo, sí que le sube la nota su interpretación y su diseño artístico: Marion Cotillard está tan enorme que aún no he digerido su interpretación. Si a eso le añadimos que la caracterización y el maquillaje del personaje en todas las etapas de su vida es PERFECTO (atención a la Cotillard caracterizada de Édith Piaf en sus últimas días de vida), pues imaginaros. El resto del reparto también está dignísimo, pero son eclipsados totalmente por la ganadora del Oscar por este papel.

Me gustaría destacar su clímax final, que creo que se sale de todos los cánones de este tipo de películas, y me parece la mar de emotivo y adecuado.
publicado por Rafa Delgado el 5 julio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.