El mecanicismo es absoluto, pésima fotografía y coreografía de paisajes y acciones; los elementos no estan integrados en un conjunto al servicio de la fabulación emocional y la construcción metafórica que le es propia a la fantasía épica.

★☆☆☆☆ Pésima

Las Crónicas de Narnia: El Príncipe Caspian

La singularidad de la obra es probablemente la variable que mejor nos puede orientar a la hora de valorar una película. La primera ración de aventuras en el mundo de Narnia supuso una pieza que relucía en la mejor tradición del cuento de hadas, aprovechando concisamente algo tan sencillo y efectivo como un viejo armario que abre una puerta a la imaginación de los niños tras un vuelo bélico. La singularidad se manifiesta en los pequeños detalles.

The prince Caspian, desmereciendo por completo a su digno precedente, retoma la operación con la estridencia del ferrocarril para proseguir hacia una aparatosa exposición y pastiche de referentes y perfiles del mundo mágico, más la visualización de batallas que son plagio de los films que han definido el modelo de producción en los últimos años. La estridencia siempre anula la concisión y la claridad, en cualquier caso…

El mecanicismo es absoluto, pésima fotografía y coreografía de paisajes y acciones, fruto de un montaje desastroso que provoca que la ausencia de rítmica visual rompa por completo la narración; los elementos no estan integrados en un conjunto al servicio de la fabulación emocional y la construcción metafórica que le es propia a la fantasía épica.

Muy torpe Andrew Adamson porque demuestra incapacidad de aprovechar el magnífico diseño de producción, ni de perfilar a sus personajes y las motivaciones que los guian. La penúltima secuencia es la que mejor define al film al patentar las pretensiones que finalmente en eso quedan: historia de amistad entre el enano y la heroína menor (¿?), amor velado entre el principe y la heroína mayor (¿?), y la reafirmación del gran rey (¿?). Pero la narración no ha desarrollado nada. Lo dicho, pura mecánica sin alma.
publicado por José A. Peig el 6 julio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.