La digestión ha sido perfecta y el sabor de boca inmejorable. Cinco estrellas para Ratatouille, mis felicitaciones al chef.

★★★★★ Excelente

Ratatouille

Llevo un cuarto de hora sentado frente a la pantalla sin saber cómo describir lo que he presenciado. Ratatouille prometía, y mucho, pero tenía que comprobarlo por mí mismo… aunque el plato ya me lo sirvieran frío. Podría deshacerme en elogios o criticar con maldad el mínimo aspecto que no me hubiera gustado del film como lo haría Anton Ego, pero los fallos brillan por su ausencia. Técnicamente perfecta, una delicia visual, un gran guión y una rata encantadora que si bien puede recordar a otras ratas "famosas" como Stuart Little o el propio Mickey Mouse, eleva al propio animal, humanizándole, a unas cotas nunca antes vistas. Ratatouille se nos presenta como la nueva película de Pixar y quizás sea lo mejor de la compañía hasta la fecha.

Pero para comprobarlo que cada uno saque su cuchara y lo pruebe, el sabor siempre puede ser diferente. Aunque tengo serias dudas que a alguien no le guste lo que Brad Bird nos prepara con esmero. Antes de comenzar, los entrantes. Un genial corto, como ya nos tienen acostumbrados, con unos alienígenas como protagonistas. Genial para ir abriendo boca ante lo que inmediatamente se nos sirve: el primer plato.


El primer plato es una presentación de personajes exquisita, con los que empatizar inmediatamente, con Remy y Linguini como verdaderas estrellas del plato pero aliñados con personajes secundarios dignos de mención. Y la historia no podría empezar de mejor manera. Remy es una rata que sueña con ser chef pero en su familia lo ven como un "bicho" raro y lo utilizan para diferenciar los alimentos que no estén envenenados, es decir, que estén limpios, limpísimos, limpérrimos… pero su sueño de ser chef se hace realidad al conocer a Linguini por accidente, un accidente que le hace separarse de su familia. Es entonces cuando Linguini pedirá ayuda a Remy para que por fin consiga un trabajo fijo y su jefe deje de tocarle… en fin, las narices. (no se a que me recuerda esto…)

Pero esto sólo es el primer plato, tras lamerlo de tal forma que quedas extasiado por su sabor te sirven inmediatamente el segundo plato, ya que el ritmo no falla en el film, no hay altibajos, todo está perfectamente hilado, en su punto. Un segundo plato en el que la historia se complica, con amores, peleas, decisiones… Muchos sabores para un mismo plato pero que forman un sabor único al juntarlos todos, al menos eso decía Remy. Y todo para llegar al ansiado postre, la guinda final puesto por el mayor crítico que haya pisado un restaurante, Mr. Ego. Pero el postre me es imposible describirlo y como es casi seguro que ya la hayáis visto todo aquel que me esté leyendo, pues me comprenderá al decir que sobran las palabras.

Visualmente es una auténtica delicia: el pelo, los gestos, el agua, los detalles que inundan la película, todos está perfectamente cuidado y acompañado por una genial música que te transportan a París en un abrir y cerrar de ojos. Aunque mejor mantenerlos abiertos para contemplar la que sin duda es la mejor película de Pixar, seguida muy de cerca por Monstruos S.A. (una de mis favoritas) y Los increíbles. Pero la digestión ha sido perfecta y el sabor de boca inmejorable. Cinco estrellas para Ratatouille, mis felicitaciones al chef.
publicado por Jesús Malpartida el 14 noviembre, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.