Doctorado en cine apocalíptico.

★★★☆☆ Buena

Doomsday

Tenemos que hacer una película sobre el apocalipsis de la humanidad. Bien, pues nada, vamos a ello. Lo primero los ingredientes: arranque tipo "28 semanas después", con un extraño virus supercontagioso que convierte a la gente casi en zombies. Luego el gobierno estilo "V de Vendetta" recluta a un clon de Kate Beckinsale en "Underworld", y lo manda a la zona de cuarentena al igual que Plissken en "1997, rescate en Nueva York", pero con la diferencia que irá acompañada de un equipo militar como el que llevaba Ripley en "Aliens, el regreso". Allí se encontrará un follón de padre y muy señor mío, al estilo de "Mad Max, más allá de la cúpula del trueno" y más tarde con reminiscencias a toda la tradición medieval, Robin Hood y leyenda de Camelot incluida….

Así, como lo oyes: ver esta pelicula es como hacer un doctorado acelerado de cine apocalíptico, todo en uno. Pero lo más divertido es la imaginación del guión -hasta cierto punto, respetuoso con las referencias- para conjugar todas esas fuentes, estableciendo una notable complicidad cinéfila en todo momento, y con las dosis justas de salvajismo, "gore" y aventuras que ya tenían las anteriores películas ("The Descent" y sobre todo su excelente primera película, "Dog Soldiers", una de las más inteligentes revisiones contemporáneas de los hombres lobo) de este realizador, convertido ya en la gran esperanza blanca para la renovación del cine fantástico europeo. Hay una clara, honesta y lícita vocación de entretenimiento en esta cuidada producción, que cuenta además con unos excelentes efectos especiales, y un reparto que selecciona lo más florido del panorama británico actual, desde la bella Rhona Mitra al estilo de la más pura Sarah Connor, hasta a Malcolm McDowell, Bob Hoskins o Alex Siddig ("Deep Space Nine", "Syriana"). No se le pueden pedir exquisiteces a una película que busca -casi exclusivamente- el divertimento del espectador, y debemos tragarnos varias licencias algo difíciles de digerir -como que el director haga aparecer, por el morro un pedazo de deportivo Bentley, con el que la protagonista escapa de los maníacos en clave Mad Max, o todo el jueguecito con el ojo biónico de la protagonista, ríete del que llevaba Schwarzenegger en "Terminator".

No obstante, cuesta realmente trabajo tomarse en serio a veces el film, y a pesar del disfrute inherente del mismo, se podía haber alcanzado un tono más comedido y dejar, a veces, a un lado el despelote que supone este film, concebido en todo momento para fans del cine fantástico que se saben de memoria todos los referentes y que seguro que van reconociendo, plano a plano, todas las cómplices bromas que realiza el director. Seguro que se lo ha pasado tan bien como cualquiera de nosotros haciendo su personal visión de todas estas películas, y eso ha sabido transmitirlo de sobra en este bien estudiado producto que es como las lentejas, si quieres las tomas, y si no las dejas. Creo que todos las tomaremos gustosos.

Lo mejor: La habilidad de conjugar los pilares del género apocalíptico, y de acción. El frenético ritmo, realmente bien logrado. Por supuesto, la preciosa Rhona Mitra.
Lo peor: La sensación de deja vù que está presente en todo el film. Algunas licencias frikis, que hay que tragarse o sí o sí.
publicado por Federico Casado Reina el 25 julio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.