La inmensidad del film te envuelve, te atrapa y no te deja escapar. Nos enseña a luchar por los sueños, nos eriza la piel, nos hace entender la importancia del amor y nos enamoramos: de la película, de la historia, de la moraleja y de su personaje.

★★★★★ Excelente

Wall-E

Lo de Pixar es algo impresionante, no contentos con tener en su haber auténticas obras maestras como Buscando a Nemo, Monstruos S.A., Bichos o Ratatouille, se les ocurre contar la historia de un robot que está solo en la Tierra. La premisa ya daba pie a pensar que sería una película en la que los sentimientos del espectador se verían afectados por la historia. En efecto, es así. No solo me emocioné, si no que me tuve que salir porque no había consuelo posible al acabar la película. No entendía como podía estar llorando a moco tendido por una simple película. Pero no me avergüenzo de decirlo. Wall-E es muy especial y es de las pocas que me ha echo emocionarme en una sala de cine. Por ello, se merece todos los halagos que un servidor pueda decirle.

Si habéis acabado de reíros por la situación tan bochornosa que pasé viéndola, prosigo contándoos el argumento tan especial que tiene la película. Nos encontramos en el año 2700, Wall-E (abreviatura de Waste Allocation Load Lifter Earth-Class) es el único ser que habita en el planeta tierra, su misión en ella era limpiar el planeta, como bien explica su nombre, pero se olvidaron de recogerle. Él sigue haciendo sus tareas diarias hasta que conoce a EVE, un robot que llega en busca de algo de vida para el futuro del planeta y, así, hacer posible el regreso del ser humano a la Tierra. Wall-E, sin saberlo, tiene la clave para la vida y ayudará a EVE en esta historia en la que los valores de amistad y el amor y el mensaje tan poderoso que posee, hacen que nos encontremos ante una de las mejores películas de animación de la historia y ésto es posible gracias a un fabuloso guión y una animación de sobresaliente.

Tenemos una historia original y una animación a la altura, pero… ¿qué la hace tan especial? Dar vida a un robot no es fácil, y que sea capaz de transmitir sentimientos solo con los ojos, es más complicado todavía. Sin duda, el mayor logro de Wall-E es que logra contarnos una historia sin apenas utilizar diálogos. Son detalles que ninguna película en la actualidad posee y que, quizás, por ello es tan especial. Pero no se engañen por las apariencias y denle una oportunidad, no hace falta que tengan hijos, sobrinos o nietos, es una película para todos los públicos y gustos. Vayan con la madre, con la suegra o con la vecina de enfrente, pero no olviden de llevar un pañuelo por si os toca la fibra sensible como a un servidor.

El pequeño robot Wall-E formará parte de la historia del cine de animación, junto a Mike y Sully de Monstruos S.A. o el ogro verde y su adorable corcel de Shrek (la tercera no cuenta) de DreamWorks. Curiosamente Wall-E es el más humano de todos, es indescriptible lo que logra transmitir con un solo gesto, cuando está alegre, cuando triste, cuando algo le emociona o le enfurece, o cuando algo le entretiene como es el caso de Hello Dolly!, una película que guarda en su, digamos, casa, y que ve, tararea y baila siempre que puede a ritmo del Put on your sunday clothes.

Wall-E es una gran película de animación y, seguramente, la mejor opción para disfrutar del cine en familia durante este verano. La inmensidad del film te envuelve, te atrapa y no te deja escapar. Nos enseñará a ser mejores personas y a cuidar un planeta que, claramente, nos lo estamos cargando. Nos enseñará a luchar por nuestros sueños, nos erizará la piel con un simple movimiento, nos hará entender la importancia del amor y nos enamoraremos: de la película, de la historia, de la moraleja y de su personaje. Wall-E llega al corazón y a la mente, en una película que será recordada como un clásico imperecedero. Lo que uno se pregunta analizando esta película es con qué más puede sorprendernos Pixar, estas navidades lo descubriremos. Hasta entonces disfruten de Wall-E y déjense atrapar por su magia.
publicado por Jesús Malpartida el 26 julio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.