Decente, aunque sobrevalorada película de aventuras fantásticas, digna sucesora de la primera entrega, pero es tan espectacular como vacía.

★★★☆☆ Buena

Las Crónicas de Narnia: El Príncipe Caspian

LA FAMILIA AL PODER


“Decente, aunque sobrevalorada película de aventuras fantásticas, digna sucesora de la primera entrega, pero es tan espectacular como vacía”.

La sombra de la trilogía de El Señor de los Anillos, es muy alargada, a raíz de la obra de Peter Jackson, partieron numerosos proyectos de corte épico y fantástico, la gran mayoría de baja calidad, tanto argumental como en su factura técnica. Antaño, filmes, como Cristal Oscuro, Willow, Legend o incluso Conan, trajeron la magia y las aventuras a la gran pantalla, de manera loable, y a día de hoy es un género casi agotado de ideas, donde todos, copian al director neozelandés. Una de las múltiples cintas que surgieron (y también la más aceptable), tras la trilogía de la Tierra Media, fue la franquicia, Las Crónicas de Narnia, basadas en las novelas de C.S Lewis que fue amigo y compañero de Tolkien y al que plagió en muchos aspectos en sus siete libros sobre el mundo de Narnia. Como si de Lewis-Tolkien se tratará, Andrew Adamson (Shrek) copia descaradamente la forma de rodar de su compañero Jackson en un film entretenido pero que ofrece menos de lo que promete.

El León, la Bruja y el Armario, fue la primera entrega, todo un éxito en todo el mundo, una película simpática, infantil y demasiado tierna para muchos, pero de una factura simple y sin excesivas aspiraciones. A raíz de ella, nos llega una segunda parte basada en el tercer libro de Lewis, El Príncipe Caspian, una cinta, en teoría, más adulta, oscura, con más épica, pero que como resultado final, nos deja más fríos incluso que la anterior, con un nulo dibujo de personajes, una historia muy simple y trillada, muy parecida a la primera parte, donde el humor infantil y las conversaciones vacías provocan, en ocasiones, el aburrimiento. A pesar de su buen comienzo, decrece el ritmo, y se le cede el protagonismo a la historia de los hermanos Pevensie, en detrimento de la de Caspian, mucho más interesante y entretenida, y posteriormente la acción se embarca en algo previsible, todo muy espectacular pero esperado. Pese a ello se deja ver, y es una buena película de sobremesa. Recomendada para amantes de príncipes y del Pantene Pro V.
Lo mejor: Algunos efectos especiales. Sigue siendo una historia bonita, de las que te trasladan a la infancia. El comienzo y la presentación del Príncipe Caspian, interpretado por Ben Barnes.
Lo peor: Interpretaciones mediocres y estereotipadas. Por momento se hace larga. El humor y muchos diálogos son irrelevantes.
publicado por Emilio Martín Luna el 26 julio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.