El tipo reaparece sobre el 2004 tras mucho tiempo sin saber de su paradero, entonces nos restriega un montón de obras que algunas no superan los 300 dólares de presupuesto.

★☆☆☆☆ Pésima

Green river killer

De verdad que ciertas carreras cinematográficas tienen el poder de producir estupor en cualquier investigador cinematográfico. No encuentro explicación sobre ULLI LOMMEL, un personaje del cine que lleva unas cuatro décadas dedicadas al séptimo arte. Primero demostrando hechuras de gran actor con su compatriota germano R.W. FASBINDER en títulos como ruleta rusa, Río DAS MORTES entre otras.

Pasando después a la dirección, producción, guión de largometrajes apadrinado por su amigo FASSBINDER del que además de actor le sirvió en diversos aspectos técnicos antes de independizar su carrera en solitario, nunca sin abandonar la interpretación.

En su labor tras la cámara, realiza dos filmes de culto y encumbrados por los amantes del horror. La ternura de los lobos (1973) Un delicioso delirio sobre vampiros homosexuales, una obra fascinante, valiente, perversa que se convierte en un pequeño clásico de su época. En los 80 ya asentado en EEUU estrena Satanás reflejo del mal, filme en mi opinión muy sobre valorado pero con un guión atractivo y bien rodado. Con todo esto, el alemán me parece que por lo menos tiene oficio suficiente y experiencia, además de ciertos meritos cinematográficos. Trabajar para un genio como FASSBINDER no lo hace cualquiera.

El tipo reaparece sobre el 2004 tras mucho tiempo sin saber de su paradero, entonces nos restriega un montón de obras que algunas no superan los 300 dólares de presupuesto. Filmes rodados de forma amateur cual vulgar cortometraje, con actores no profesionales, ZOOMS a destajo, guiones de vergüenza ajena, con nulos rubros técnicos. Aprovechando estrenos como ZODIAC o LA DALIA NEGRA, el realiza sus versiones cutres con su cámara digital. Da igual si son explotaciones de otros filmes, si se pasa al género Zombie con ZOMBIE NATION (2004) o tal vez le da por realizar hechos reales. ULLI LOMMEL con cierto prestigio en los 70 u 80, se convierte con meritos propios en el nuevo ED WOOD del cine actual, siendo odiado por muchos aficionados.

GREEN RIVER KILLER repite actores amigos del director que ya aparecieran por ejemplo en ZOMBIE NATION. Mismas características de la hornada de sus últimos trabajos. Rodaje casi amateur, aburrida, interpretaciones nefastas, fotografía, banda sonora, maquillaje… etc. Totalmente inexistentes. Increíblemente consigue poblar las estanterías de los video-clubs. Seguramente amparándose en el nombre que se forjo décadas anteriores.

Lo que sigo sin comprender es que sea el mismo realizador de la joya, la ternura de los lobos. Seguramente de está forma gana dinero fácil, aunque no es el mejor camino de terminar una carrera.
Lo mejor: Nada.
Lo peor: Todo.
publicado por Andrés Pons el 20 agosto, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.