Todos aquellos que detestaban el “Hulk” de Ang Lee, una película mucho mejor de lo que la gente dice, están de enhorabuena: “El increíble Hulk” de Louis Leterrier es exactamente la película (mediocre) que esperaban.

★★☆☆☆ Mediocre

El increíble Hulk

Todos aquellos que detestaban el “Hulk” de Ang Lee, una película mucho mejor de lo que la gente dice, están de enhorabuena: “El increíble Hulk” de Louis Leterrier es exactamente la película que esperaban.

Y es así porque es una peli más, no tiene absolutamente nada que la diferencie de la media, la dirección es impersonal, las interpretaciones son normalitas, el guión es lo de siempre y está llena de pim-pam-pum. En resumen, es la película “de hostias” que se supone que el público reclamaba.

Para hacer aún más felices a los que convirtieron la personal visión de Lee en un fracaso, durante los títulos de crédito del nuevo Hulk se cargan de un plumazo todo lo sucedido en aquella y retoman descaradamente la saga allí donde la dejó la serie televisiva de los 70. El homenaje es tan evidente que se llega a utilizar la melodía principal de la serie y sus dos protagonistas realizan cameos, Bill Bixby mediante imágenes de otra serie suya (el actor murió hace años) y Lou Ferrigno de forma mucho más directa y simpática (”tú sí que molas”, le dice Edward Norton).

Queda claro, pues, que la Marvel ha tomado las riendas de las adaptaciones cinematográficas de sus personajes de cómic. Y eso es, a la vez, una buena y una mala noticia.

Buena porque a partir de ahora es posible que el universo cinematográfico Marvel tenga una consistencia de la que antes carecía y se nota en lo cuidados que están los homenajes y cameos o en la inclusión de personajes que tendrán, sin duda, importancia en futuras secuelas: Doc Sampson, Samuel Sterns o el cameo del mismísimo Tony Stark que nos demuestra que, a partir de ahora, las películas estarán mas relacionadas entre sí.

Mala porque da la sensación de que están buscando productos impersonales que no dejen lugar al talento. Si hubiesen seguido esta política con los cómics hoy nadie hablaría del Daredevil de Frank Miller, por poner un ejemplo. Una posible solución sería que, en paralelo con la producción de las franquicias más comerciales, realizasen también productos más personales y arriesgados pero mucho me temo que no seguirán ese camino al menos en un futuro próximo.

A favor de la película, más allá de la brillantez de sus efectos que se daba por supuesto, juega su aceptable ritmo (tampoco es el entretenimiento del año ni mucho menos) y la corrección de un reparto del que yo esperaba bastante más. No es cuestión de comparar pero ni Liv Tyler ni William Hurt consiguen que nos olvidemos de Jennifer Connelly y Sam Elliot.

Respecto a las escenas de acción me gustan más las protagonizadas por el personaje de Banner o la batalla campal contra el ejército que la tan cacareada batalla final a mamporrazos entre Hulk y Abominación. Ésta última difícilmente podría ser más videojueguera y convencional.

Nos podría quedar la duda de cómo hubiese sido la película con un montaje diferente ya que es sabido que Edward Norton, desaprovechadísimo por cierto, no quedó nada contento con el montaje final. Aunque resulta evidente, viendo la película, que se han eliminado unas cuantas secuencias tampoco creo que su inclusión hubiese cambiado demasiado el resultado. Las lagunas, eso sí, resultan evidentes en casos como el del personaje de Doc Sampson, que queda totalmente diluído al haber eliminado una escena que aparecía en el mismo trailer y que ayudaría a entender otro momento posterior.

También me queda una sensación de lástima porque creo que hay escenas que, llevadas a su extremo, podrían haber sido buenas y haber tenido una intensidad emocional realmente importante. La falta de audacia de Louis Leterrier o su preocupación por no salirse de lo corriente evitaron que eso sucediese y resultan un lastre constante y muy difícil de superar.

En definitiva, un episodio más en la campaña de Marvel por copar los cines de todo el mundo que sigue un poco la estela marcada por “Iron Man” pero con resultados algo menos satisfactorios, entre otras cosas, porque le falta una actuación tan carismática como la de Robert Downey Jr.

publicado por Jeremy Fox el 3 septiembre, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.