Wanted (Se Busca) es un espectáculo visual de noventa minutos de duración cargante y soporífero, en el que no se atisba ni la más mínima pizca de arte cinematográfico.

★☆☆☆☆ Pésima

Wanted (Se busca)

Qué mal nos ha acostumbrado Christopher Nolan. En un año en el que se ha estrenado esa auténtica maravilla llamada El Caballero Oscuro, cualquier otra película de superhéroes o simplemente, cualquier cinta de acción pura y dura palidece bajo su sombra -a excepción quizás de Iron Man, que en un sentido totalmente opuesto lograba brillar gracias a su vena autoparódica y a que no se tomaba en serio-.

Estas reflexiones y otras muy similares son las primeras cavilaciones en las que se ve inmerso uno tras haber sido testigo de la nueva -y soporífera- epopeya visual de Timur Bekmambetov llamada Wanted (Se Busca) -en un alarde de originalidad, desde Universal España nos recuerdan a todos el significado de una palabra mil veces vista en los westerns-. Porque hay que poseer una mente privilegiada para poder realizar este tipo de reflexiones durante el visionado del film, abstrayéndose por completo de lo que sucede en pantalla. Lo que en sí mismo sería una cualidad muy positiva, aquí es una negativa, ya que no es precisamente  lo apasionante de su trama o su bella factura técnica por lo que las víctimas no pueden concentrarse en otros menesteres. La realidad es mucho más simple y triste: el abstraerse es casi imposible debido a la vorágine visual que tiene lugar ante los ojos del espectador, un caos sensorial que deja a Matrix en un film de arte y ensayo y que sigue en la línea de sus espantosas secuelas. Todo ese pretendido lucimiento artificial tan efectista como poco efectivo enmascara la profunda carencia de la película: una historia tan absurda que si el film dejara un solo segundo de descanso provocaría carcajadas entre el respetable. Los actores hacen lo que pueden ante semejante panorama, aunque por encima de todos sobresale una Angelina Jolie convertida en auténtica reina de la función que, acostumbrada a este tipo de fregados, se toma el personaje y la historia a pitorreo.

Wanted (Se Busca) es un espectáculo visual de noventa minutos de duración cargante y soporífero, en el que no se atisba ni la más mínima pizca de arte cinematográfico. Sin embargo, lo peor está por llegar, ya que a pesar de todo y de todos, está en marcha una secuela.

Lo mejor: Una Angelina Jolie que sabe cumplir y tomarse a pitorreo este tipo de proyectos
Lo peor: Cuanto más avanzan los minutos, la angusta aumenta entre el respetable
publicado por Francisco Bellón el 11 septiembre, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.