Esta curiosa remake sorprende desde su punto de partida, pero evoluciona por una puesta que termina por no sorprender ni a los seguidores de los hermanos Pang, ni a quienes han visto la original, ni a quienes gustan del cine de acción oriental.

★★☆☆☆ Mediocre

Bangkok Dangerous

Extraño caso el de esta remake. Los hermanos Pang han tomado la estructura de su exitosa ópera prima en conjunto, y han confeccionado una película totalmente distinta en esta recreación, nueve años después del original. Los nombres Joe, Kong y Fon se mantienen, no así los respectivos personajes. Kong, el asesino sordomudo (que en este caso no lo es), ha pasado a ser un alumno de Joe (Cage), quien recrea algunas de las situaciones que en la original le ocurrían a Kong. De esa manera, la relación con la joven farmacéutica se da vuelta, y ahora es ella la sordomuda, quien “ablandará” al asesino, junto a su alumno, que hará que Joe se niegue a acabar con su vida. Y así como aparece una suerte de reverso de la escena original en la farmacia y el incipiente romance, así la película acumula inteligentemente una serie de situaciones paralelas a la original que, en este caso, le ocurren a Joe, quien a diferencia del Kong original, no solo no es sordomudo sino que se la pasa recitando en off verdades de Perogrullo del mundo de los asesinos a sueldo. Si el film que catapultó a la fama a los Pang se caracterizaba por su montaje recargado y caprichoso, y por evitar el diálogo (al ser sordomudo el protagonista, pocas son las voces que se oyen en la película), esta remake se inclina muy poco hacia el derroche visual de aquella, los monólogos no ayudan a mantener el interés, por el contrario, la vuelven excesivamente obvia, y las secuencias de acción no aportan nada nuevo al género. Qué decir de Nicolas Cage, quien ha sido transplantado a una película que parece no necesitarlo en absoluto, oficiando aquí de coproductor y limitándose a relucir la misma cara de absorto que ha aprendido a poner en sus anteriores productos de aventuras y acción. En síntesis, esta curiosa remake sorprende desde su punto de partida, evitando copiar la historia original y limitándose a trasladar situaciones aisladas, pero evoluciona por una puesta que, más allá de mostrarse más oscura que el original, no deja de ser absolutamente convencional para el género, y termina por no sorprender ni a los seguidores de los hermanos Pang, ni a quienes han visto la original, ni a quienes gustan del cine de acción oriental.
publicado por Leo A.Senderovsky el 17 septiembre, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.