El arbitrario derroche visual invade una propuesta, que no parece ser la mejor adaptación posible del cómic homónimo.

★★☆☆☆ Mediocre

Wanted (Se busca)

Otro desembarco en Hollywood de director foráneo. En este caso se trata de Timur Bekmambetov, el americanizado director ruso de Guardianes de la noche y su secuela, Guardianes del día. Previsiblemente, todo el derroche visual que ha desplegado el director en estas dos anteriores, desemboca en Wanted. Sin embargo, como también era de esperarse, la diferencia entre aquellas y esta es sustancial. Si la multiplicidad de caprichos y efectos visuales tendía en aquellas (más en la segunda que en la primera) a volverse funcional al universo fantástico adaptado de las novelas de Sergei Lukyanenko, en este caso aparece como recurso principal para poner en escena una historia vista hasta el hartazgo. Sin ir más lejos, la idea de un joven reclutado para reemplazar a su padre ausente en tareas que desconoce por completo, ha aparecido hasta en películas infantiles recientes, como Alex Rider: Operación Stormbreaker. Acá, el joven Wesley Gibson (James McAvoy, el actor de la primera Narnia y La joven Jane Austen, el más destacado de este elenco en el que no brillan ni Morgan Freeman, ni Angelina Jolie), es forzado a unirse a una hermandad de asesinos a la que pertenecía su padre. Por supuesto, las previsibles vueltas de tuerca no tardarán en llegar, y solo ayudan a sumarle minutos a la película. Más allá de la trillada historia, inmersa plenamente en el género de acción, no aparece demasiado que valga la pena destacar. Los efectos dan la sensación de ser un producto alla John Woo, de menor vuelo, con mayor reiteración y mucha menor coherencia entre el argumento y su estilo visual, si la relacionamos con las dos Guardianes… De hecho, los efectos dan la sensación que están puestos allí para justificar el desembarco de Bekmambetov en el cine americano, y solo poseen un correlato en la caprichosa habilidad que tienen los asesinos de hacer que las balas giren para el lado que ellos desean. Como ya se ha visto muchas veces, la enorme cantidad de ralentis y la constante detención en la acción, solo consigue que la película vaya, poco a poco, hundiéndose en el tedio. Un problema mayor que este, radica en los momentos no invadidos por el despliegue de efectos, cuando estos dan lugar a la simple y convencional puesta de cualquier film de acción. Allí es donde Bekmambetov no muestra mayores méritos que cualquier director americano en este género. Para peor, si bien no deja de ser entretenida, Wanted no parece ser la mejor adaptación posible del cómic homónimo, ya que al condensar excesivamente la historia, deja afuera algunas de las aristas principales del cómic, permitiendo que el arbitrario derroche visual invada la propuesta hasta dejar sabor a poco.
publicado por Leo A.Senderovsky el 17 septiembre, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.