En fin… que hay cosas mejores que ver de los Coen.

★☆☆☆☆ Pésima

No es país para viejos

Toda una enorme decepción supuso para este humilde pero ambicioso crítico la pasada incursión cinematográfica de los Coen, No es país para viejos, protagonizada por Javier Bardem, Josh Brolin y Tommy Lee Jones. Con un comienzo prometedor y una puesta en escena sobria y contundente, el film encierra momentos de innegable interés, en los cuales (uno concretamente) se palpa una tensión y angustia como pocos trabajos han sido capaces de mostrar.
Sin embargo, a pesar, como ya he dicho, de un inicio prometedor, el film se desinfla hacia la mitad del metraje debido a un guión confuso y deslabazado. Frente a unas secuencias espectaculares se encuentran otras tantas carentes de total interés, vacías y sumamente aburridas. Un discurso en algunos momentos incomprensible y pretencioso que termina por arruinar por completo un producto sobrevalorado y, hasta cierto punto, irritante.
Una suerte de western y cine negro salvado por la interpretación de Bardem, y sólo en momentos muy puntuales, el cual es ampliamente superado por el siempre inmenso Tommy Lee Jones, lo cual ya es mucho decir puesto que Bardem logra uno de sus mejores papeles. Las interpretaciones y el logrado talento visual de los Coen en la realización son los puntos más fuertes del film, lastrado irremediablemente por un guión excesivamente alargado y vacío, plagado de secuencias inconexas y desprovistas de cualquier explicación que aporte algo de lógica al asunto, perjudicado además por el grave error de cambiar el registro a mitad de película y dejarse en el tintero un buen puñado de datos relevantes para la trama. Y, para más inri, se trata de una cinta tan "personalísima" de los Coen que al final termina por ofender y cabrear al respetable.
Sobrevalorada y alabada a bombo y platillo, este supuesto ejemplo de buen cine le ha dejado a este crítico y espectador un tanto frío. No se merece, siempre desde mi peculiar punto de vista, más que un cinco preladísimo, sino un suspenso…En fin… que hay cosas mejores que ver de los Coen. Si queréis emociones fuertes, tirad de Barton Fink, una maravilla muy superior a este No es país para viejos. Por supuesto, vamos a obviar Fargo, que ya nos la sabemos todos. Aunque, a pesar de que cada espectador decide qué desea ver, mi recomendación es que pase de este auténtico bodrio, porque no se merece la más mínima atención… Esperemos que los Coen se relajen un poco para la próxima, porque si esta es su manera de aplicar su sabiduría cinematográfica estamos apañados…
Lo mejor: Las interpretaciones de los tres protagonistas, la fotografía y poco más...
Lo peor: Salvo lo mencionado anteriormente, todo lo anterior. Este film es un bodrio de tomo y lomo... y encima tiene la osadía de ser tremendamente aburrido.
publicado por Pablo Rodríguez el 27 septiembre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.