Max Payne es una película aburrida cuyos esfuerzos por potenciar de forma artificial los elementos dramáticos de la trama sólo consiguen provocar la risa entre el respetable

★☆☆☆☆ Pésima

Max payne

Un policía al que ya no le importa nada excepto su deseo de venganza se ve arrastrado a un mundo tan sórdido como peligroso en el que los amigos y los enemigos se confunden con facilidad. Así, con un planteamiento propio de los grandes clásicos del cine negro, podría resumirse de forma breve y concisa todo el argumento de Max Payne.

Es llamativo cómo, a partir de una idea básica bastante similar se puedan hacer películas muy diferentes en cuanto a calidad se refiere. Algo de lo que adolece completamente Max Payne, la adaptación del muy popular videojuego de acción que ha dirigido John Moore. Aún usando la vara de medir apropiada para este tipo de films, Max Payne continúa ofreciendo un resultado lamentable. El guión -si es que se puede llamar así a lo firmado por Beau Thorne-, además de previsible hasta el extremo (uno sabe quién es el malo a los veinte minutos), no es más que un pastiche que mezcla elementos que no pegan unos con otros -¿a quién se le ocurre meter esos elementos sobrenaturales en una cinta de acción?-. La trama, a medida que se va desarrollando, lejos de inquietar, puede llegar a provocar sonoras carcajadas de lo simple, sonrojante y absurda que es. En líneas generales, la dirección de John Moore es bastante efectiva, aunque el uso repetitivo de tanto flashback acaba cansando y las secuencias finales en las que aparecen las valkirias no están muy logradas. Aunque si algo se puede salvar realmente del film es la presencia de la siempre turbadora Olga Kurylenko, aunque sea en un papel poco más que testimonial. Pero que no cunda el pánico, antes de que el recuerdo de este breve paso de Kurylenko por la pantalla se apague la tendremos de nuevo entre nosotros como nueva chica Bond.

Max Payne es una película aburrida cuyos esfuerzos por potenciar de forma artificial los elementos dramáticos de la trama sólo consiguen provocar la risa entre el respetable. Un film que defraudará a los amantes del cine de acción, y que se suma a la larga lista de fallidas adaptaciones de videojuegos al cine.

Lo mejor: La breve aparición de la siempre turbadora Olga Kurylenko
Lo peor: El guión
publicado por Francisco Bellón el 16 octubre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.