Una trama de lo más sencilla pero lo suficientemente enrevesada y bien tratada como para convertirla en una película divertidísima de enredo en esencia y espionaje en apariencia.

★★★★☆ Muy Buena

Quemar después de leer

Osborne Cox (John Malkovich) llega al cuartel general de la CIA, para una reunión ultrasecreta. El secreto de la reunión no tarda en salir a la luz: le han despedido. Cox no encaja muy bien la noticia y regresa a su casa en Georgetown, Washington DC, para entregarse a la redacción de sus memorias y a la razón de su despido, la bebida. Su esposa Katie, una mujer muy autoritaria y absorbente, (Tilda Swinton) está consternada, aunque no parece muy sorprendida. Ya hace tiempo que tiene una aventura con Harry Pfarrer (George Clooney), un agente federal casado, y empieza a hacer planes para dejar a Cox por Harry. Linda Litzke (Frances McDormand), empleada del gimnasio Hardbodies y su compañero Chad (Brad Pitt, se hacen accidentalmente con el CD de las memorias de Cox y deciden chantajear al exanalista de la CIA, Linda ve en esto una oportunidad de conseguir el dinero para hacerse su operación estética soñada. Pero Ted, el encargado del gimnasio, se preocupa con razón: “No puede salir nada bueno de esto”.

Los hermanos Coen se dan un respiro a si mismos después de No es país para viejos, con un film con una trama de lo más sencilla pero lo suficientemente enrevesada y bien tratada como para convertirla en una película divertidísima de enredo en esencia y espionaje en apariencia. Con el estilo y nivel humorístico que ya nos mostraron en O Brother o El Gran Lebowsky y la sencillez de Fargo, han hecho que Quemar Después de Leer se convierta en "la película" que muchos de los seguidores de los hermanos hace tiempo que estaban esperando.

John Malkovich en la linea de "Como ser John Malkovich", Brad Pitt, me recuerda al Pitt de "12 Monos", para mí el mejor de toda la cinta, echaba de menos a este Brad; Frances McDormand siempre bien, George Clooney muy divertido se nota que se lo pasó en grande en el rodaje; a Tilda Swinton siempre la veo igual de seca; y quiero destacar uno de los papeles más cómicos de esta peli, el "superior de la CIA", interpretado con muchísima gracia por J.K. Simmons, el director del periódico de Spiderman.

Con este film los Coen nos dejan claro que para divertir, y sobre todo divertirse haciendo películas, no hace falta ningún guión de best seller ni millonadas de efectos especiales, basta con juntar a la mujer, algunos amigotes y a rodar. Así da gusto.
Lo mejor: La gracia de Brad Pitt, sobre todo, como los directores hacen perder las formas a estos refinados e idolatrados galanes de Hollywood.
Lo peor: Que sobre cinco le doy un cuatro.
publicado por Mario Mena el 25 octubre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.