Un arranque muy divertido para encontrarnos con un segundo y tercer acto llenos de boquetes y lugares comunes sosos y manidos

★★☆☆☆ Mediocre

La conspiración del pánico

La nueva película producida por el Maestro Steven Spielberg, es un proyecto que él tenía pensado dirigir hace unos 15 años. Finalmente y por cuestiones de agenda, no fue así. Pero da igual, porque como buen magnate sin escrúpulos del cine, Spielberg tiene ahijados cinéticos a los que produce películas que, casi siempre, se convierten en éxitos.

 

D.J. Caruso es uno de ellos. Sin ser un director brillante si es un director efectivo, con poca personalidad y estilo. Cosa muy positiva hoy en día, en la que todos los directores buscan demasiado eso de tener un “estilo propio”, algo que, en realidad, no es tan bueno. Porque así todas tus pelis se van a parecer demasiado. En una ocasión, el grandísimo Sydney Lumet, dijo que un director “nunca debe tener estilo propio, y adaptarse a lo que un guión te pida, no ajustar el guión a tu visión”

 

De todos modos D.J Caruso no es para nada un buen director. Es un tipo efectivo y rápido rodando. Un tipo que cumple órdenes de su productor si hace falta. N protesta y cobra su cheque. La verdad, un tipo de lo más profesional. Además, tiene una amplia carrera curtida en la TV, cosa que lo convierte en un tipo en quien te puedes fiar y al cual le puedes hacer un encargo y no va a cagarla arriesgándose con estupideces. Pero también debes saber que no es un director que vaya a hacer ninguna pieza digna de un poster en el cuarto de nadie.

 

LA CONSPIRACIÓN DEL PÁNICO, al igual que la anterior película de su director, DISTURBIA, tiene un planteamiento descarado al cine de Hitchcock. Si DISTURBIA era una perversión moderna de LA VENTANA INDISCRETA, ésta es una mezcla postmoderna entre CON LA MUERTE EN LOS TALONES y EL HOMBRE QUE SABÍA DEMASIADO, con clímax final incluido.

 

Ésta fórmula le funciono a Spielberg, también productor de DISTURBIA, y no dudó en repetir. Ahora con más dinero y una historia con mucho más movimiento físico. Vuelven  contar con un acertado Shia LaBeuf, actor nada impresionante pero de lo más resultón y poco pretencioso. Con un aspecto más cercano a los jóvenes actores del cine juvenil de los ochenta, recuerda un poco a Michael J. Fox o al Josh Brolin de los goonies.

 

LA CONSPIRACIÓN DEL PÁNICO tiene un planteamiento de lo más entretenido, y un primer acto muy conseguido. Que consigue mantenerte pegado a la butaca con media sonrisa en la cara, disfrutando de un producto hecho sencillamente para eso.

 

Cuando el personaje de Michelle Monaghan empieza a desarrollarse, la película empieza a desistir; y empieza a resultar de lo más cargante. Gracias a las típicas escenas que fastidian muchas pelis de Spielberg. Esas en la que la “happy family” americana es el centro, y todos se dicen esas memeces de “te quiero mucho hijo” o “somos un equipo”. Esas estupideces hacen a la historia reseNtirse. Junto con ello, A mitad de la peli mas o menos se descubre cual es el ordenar responsable de todo el follón. Es algo tan poco creíble que la película pierde muchísima fuerza. Porque hasta el momento no sabíamos quién estaba organizando tal follón, y tampoco sabíamos porqué. La respuesta a esas preguntas, que eran lo más interesante de todo el planteamiento, hace que pierdas todo el interés. Imaginarse que alguien es capaz de hacer eso, tiene mucha más fuerza que aceptar que es un ordenador, por cierto, “una ordenadora” mujer con toda la pinta de Hal 9000 (Otra vez!!!)

 

Una película muy divertida en su planteamiento, pero absolutamente fallida en su desarrollo.

 

Vaya, casi no me queda espacio para hablar de la sosa interpretación de Billy Bob Thorton… 

Lo mejor: Un arranque divertido y la graciosa interpretación de Shia LaBeuf
Lo peor: Todo el resto, el olor a familia perfecta americana.
publicado por Tyler el 19 noviembre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.