…quizás el interés que despierte la cinta, con el paso de los tiempos, sea interpretar o descubrir el trasfondo religioso que casi siempre tienen la mayoría de las películas de Spielberg

★★★★☆ Muy Buena

Salvar al soldado Ryan

El mago Spielberg vuelve a rentabilizar la producción de un largometraje con un gran éxito de taquilla en todo el mundo. La diferencia con casi todas sus películas anteriores es que, en general, la crítica estuvo de acuerdo con el público, consiguiendo el director varios oscar y premios en todo el mundo.

Es cierto que el filme ofreció imágenes de un realismo jamás alcanzado hasta entonces -las escenas iniciales del desembarco de Normandía son impresionantes- pero quizás el interés que despierte la cinta con el paso de los tiempos sea interpretar o descubrir el trasfondo religioso que casi siempre tienen la mayoría de las películas del director.

En efecto, esa simbología cristiana aquí se deja ver con más fuerza si cabe que en «E.T.» o el «Diablo sobre ruedas», por poner dos ejemplos. Así vemos como el eje central de la película descansa en que el capitán (Tom Hanks) da su vida para salvar la de otro (Ryan/Damon). En su calvario particular le exige al soldado que sea merecedor de esa salvación, que lleve una vida digna.

Pero hay más simbolismos como la noche donde los soldados del pelotón, refugiados en una casa en ruinas, se confiesan entre ellos y ante el capitán. Éste vela sus sueños, incapaz de dormir, como Jesús en el monte de Los Olivos.

¿Alguien ve más paralelismos entre la película y la vida de Jesús?. Puede ser un interesante ejercicio cinéfilo descubrirlos. Alguno de mente retorcida (y yo estaría de acuerdo con él) podría considerar el propio Desembarco, de donde arranca todo, como el Bautizo de Jesús y Los Apóstoles. Por supuesto la constante amenaza de los alemanes equivaldría a la correspondiente de los judíos en el Nuevo Testamento. Terrible paradoja ¿no?
publicado por Ethan el 6 diciembre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.