Una cinta con un apartado técnico rozando el excelente pero su problema erradica en concentrar demasiada información, aunque sus 129 minutos deberían haber servido para relatarlo todo con mejores maneras, resultado marear al espectador.

★★☆☆☆ Mediocre

Red de mentiras

Vamos hoy con un thriller de contra espionaje donde nada es lo que parece, pero en realidad lo es de principio a fin. Dirigido por Ridley Scott y con un reparto interesante Russel Crowe y Leonardo Di Caprio esto aporta garantías de calidad, una lastima pues se queda a medio camino.

Basada en la novela "Body of Lies", de David Ignatius nos relata la historia de Roger Ferris (Leonardo DiCaprio) es el mejor hombre con el que la CIA de EEUU, en sitios donde la vida humana no vale más que la información que te puede proporcionar. En las operaciones que le llevan por todo el mundo, desde el Oriente Medio a Washington, su siguiente paso depende de la voz al otro lado de una línea telefónica segura – el veterano de la CIA, Ed Hoffman (Russell Crowe). Haciendo la guerra desde un portátil en los suburbios, Hoffman sigue la pista de un líder terrorista emergente que ha dirigido una campaña de bombardeos eludiendo a la red de inteligencia más sofisticada del mundo. Para sacar a los terroristas a la luz,Ferris tendrá que penetrar este turbio mundo, pero, cuanto más se acerca al objetivo, más se da cuenta que la confianza es una comodidad peligrosa y, al mismo tiempo, quizá la única que le sacará con vida…

Técnicamente la película me parece excelente se nota que Scott es perro viejo, la cámara se mueve con precisión durante sus 129 minutos incluso en las escenas de persecuciones y los giros de esta son suaves y precisos.
La iluminación y fotografía me parecen que se complementan muy bien con el entorno, mostrándonos muy bien los barrios dentro de los escenarios desérticos.

Las interpretaciones no están nada mal aunque sorprendentemente el peso de la cinta recae únicamente sobre DiCaprio (aunque la caracterización de este podría haber estado algo mas lograda, sobre todo en la barba) mientras que Crowe se limita a ocupar el espacio físico dentro de la historia, curiosamente lo mismo que hace su personaje mientras que DiCaprio es el que se come todo el marrón como actor y como personaje.

La banda sonora no me pareció nada destacable aunque ayuda a mantener la tensión en toda la innecesaria maraña de acontecimientos.
El guión es solido, tanto que resulta mareante pues en realidad la historia es simple y esta llena de tópicos, pero a diferencia de Infiltrados y otros thrillers donde lían la trama sobremanera, aquí nos dan excesiva información que en realidad no sirve para nada y lo único que consigue es marear al espectador innecesariamente.
Si a la cinta le quitamos todo el logro que tiene el apartado técnico se desploma como un edificio en demolición pues como ya he mencionado el conjunto global es demasiado plomizo y mareante, es la típica cinta "lo que pudo ser y no fue".

En definitiva una cinta con un apartado técnico rozando el excelente pero su problema erradica en concentrar demasiada información, aunque sus 129 minutos deberían haber servido para relatarlo todo con mejores maneras, en consecuencia su resultado es marear al espectador de una manera innecesaria.


La Frase: Has jodido toda la operación.
La Escena: La del martillo.
Lo mejor: El apartado técnico.
Lo peor: Marear al espectador innecesariamente.
publicado por Victor Serrano AKA Machete el 9 diciembre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.