El seudo espionaje, adultos que no maduraron, descerebrados y una mujer obsesionada por las cirugías componen la rara pero original cinta de los hemanos Coen

★★★☆☆ Buena

Quemar después de leer

Una arriesgada apuesta es la que lleva nuevamente a las pantalla los famosos e indescifrables hermanos Joel y Ethan Coen que después de su galardonada cinta “No es país para viejos” que gano el anterior Oscar como mejor película, debutaron con este nuevo film con una envidiable calidad de su reparto que inclusive movieron sus agendas para poder participar con ellos, vaya que fama. La trama central que detona toda esta compleja y original trama  de seudo espionaje lo desata Linda (Frances Mc dormand) es una mujer obsesionada con las cirugías estéticas y con ir conociendo potenciales novios a través de internet. El crédito bancario nunca le resulta para sus intervenciones en cirugías y comienza una odisea que la mantiene inquieta. Su compañero Chad(Pitt)en el gimnasio encuentra un CD con información que pareciera ser clasificada del gobierno, lo que corresponde en realidad a las memorias de un ex agente despedido de la CIA Obsbourne (John Malkovich). Con el documento comienzan a chantajearlo para tratar de sacar algo de dinero que les sirva para sus fines pero todo se torna oscuro cuando fracasan en su plan llevándole la supuesta información vital a los rusos, pero no estamos en la guerra fría y no es información tan relevante para ellos. Se inicia así una seguidilla de infortunios que son seguidos por La CIA pero sin alarmarse ya que ni ellos comprenden lo que realmente ocurre con estas personas que tienen sus vidas totalmente trastornadas por múltiples problemas alo que se les suma la psicosis del espionaje, un tema que no entienden y para lo cual no están preparados.  Los Coen escribieron su original guión pensando en cada uno de los actores  que interpretaron,  estos roles lo cual es una ventaja a la hora de interpretarlos, Brad Pitt rejuvenecido como el idiota Chad que es asistente en un gimnasio. Por su parte Clonney completa sus trilogía de excéntricos personajes obsesionados con algún asunto. El primero fue “Oh brother..” con el pelo, después “Crueldad Intolerable” con los dientes y ahora esta obsesionado con el sexo. Macdorman esposa de Joel Coen eterna colaboradora de su esposo y su cuñado da el acento de locura en este film, recordemos que ganó el Oscar en Fargo. Uno imperdible en su equipo de trabajo también es Carter Burwell de nuevo con sus excelentes notas musicales logra crear una atmósfera acorde tal  como ocurrió en Barton Fink y Fargo. La historia que trascurre en Washington es bién arriesgada pero seduce gracias al reparto principalmente y a su tono de sátira y humor negro tan típico. De todas maneras no es una obra maestra  pero igual cuenta con el beneplácito de mucha prensa especializada que ya los nomino a los Globos de Oro en algunas categorías.
publicado por David Lizana el 24 diciembre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.