A pesar de lo repetitivo de la formula, no puedo negar que consigue su propósito gracias a su frescura, dinamismo y gags ocasionales ciertamente inspirados.

★★★☆☆ Buena

Di que sí

Peyton Reed es uno de esos artesanos en que su cometido consiste en elaborar comedias a la orden de las estrellas de turno. Separados para lucimiento de Jennifer aniston o abajo el amor para Reene Zellwegger. La ocasión es el talento cómico de Jim Carrey auténtica estrella de la función en un producto al servicio de sus muecas.

Repite personaje muy parecido a los ya interpretados en yo, yo mismo e irene, Como dios o mentiroso compulsivo. En todas ellas se hacía cargo de hombres grises lleno de psicosis y dobles personalidades. Sin duda esta comedieta no es la panacea de la imaginación siendo un intento de la estrella por recuperar el favor de la taquilla, un par de rostros conocidos en papeles alimenticios inflan el reparto.

Zooey Deschanel a la que hace poco vimos en el incidente y el halcón ingles Terence Stamp. A pesar de lo repetitivo de la formula, no puedo negar que consigue su propósito gracias a su frescura, dinamismo y gags ocasionales ciertamente inspirados. No va a cambiar la comedia pero si que ofrece un agradable pasatiempo que al fin y al cabo es de lo que se trata en estos casos.

Bien rodada y notable técnicamente.
Lo mejor: Tiene frescura y entretiene.
Lo peor: Como es habitual Carrey abusa de sus muecas.
publicado por Andrés Pons el 24 diciembre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.