A pesar de su breve duración, la película consigue mostrar un poliédrico e interesante guión con contados momentos de comedia y una buena cantidad de mala leche.

★★★☆☆ Buena

Quemar después de leer

Los Coen consiguen hacer thrillers con comedia marca de la casa. "Fargo" o "Crueldad Intolerable" son algunas de ellas, de las que se parecen a esta "Quemar después de leer". Lo que es innegable es que consiguen reunir a un gran elenco para que al público le sea fácil elegir la película delante de la taquilla.

Y no las hacen argumentalmente vacías o estúpidas. Sólo aparentemente estúpidas. En este caso, le toca al mundo del espionaje y la seguridad nacional. Y es un espionaje y una seguridad nacional de andar por casa. De esa que desde hace un tiempo gusta mostrar a muchos cineastas. Seguramente con la era Obama la cosa deje de ser atractiva con un nuevo presidente que, por razones obvias, no será tan fácil ni socialmente aceptable criticar.

En fin, que la película habla de relaciones casuales en un mundo globalizado y globalmente vigilado. Una empleada de un gimnasio, su jefe y compañero, un agente de la CIA alcohólico y recién despedido, su mujer y su amante y algún que otro daño colateral y jefe avispado (gran Simmons) son los ingredientes de una comedia que pretende hacer ver las grandes garras del espionaje chapuza y del descerebramiento ciudadano en su vida normal y, obviamente, política y social.

Para quitar hierro ya está el personaje de Brad Pitt, una verdadera joya de la comedia en esta película, con un personaje simpático y gracioso.

A pesar de su breve duración, la película consigue mostrar un poliédrico e interesante guión con contados momentos de comedia y una buena cantidad de mala leche. Una película aparentemente ligera, pero con una carga de profundidad.

Lo mejor: Brad Pitt
Lo peor: Un cóctel argumental que a veces se dispersa
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 28 diciembre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.