La simplicidad del conflicto de un solo personaje, como centro de una trama construida con un ritmo sosegado y urgente a ratos. Una interpretación maravillosa, a todos los niveles. Un director que sabe el tono que debe dar a según que historia.

★★★★★ Excelente

El Luchador

Darren Aronofski es un director con una extraña costumbre. Según dice, cada vez que rueda una peli, no se afeita hasta que el rodaje termina. Se afeita el primer día y, hasta la "claqueta final", se deja crecer el bello facial.

Esa costumbre, es casi la única que ha mantenido durante sus pelis. Porque, desde PI, FE EN EL CAOS, Aronofski nos tiene acostumbrados a cambios constantes en el tono de su cine. Independientemente de que puedan o no ser películas independientes. Lo cual no marca, para él, ningún tipo de pauta.

 

EL LUCHADOR es una película simple, pero no simplista. Sostenida por conflictos puramente humano-cinematográficos. Los conflictos más recurrentes en la historia de las películas. Situaciones muchas veces vistas, resueltas con una sencillez maravillosa. Sin florituras, solo lo imprescindible. Es my difícil hoy día conseguir mantener una historia a flote con recursos de éste tipo, porque la gente está acostumbrada a ver mucho cine. Y se cansa rápido. Incluido yo. Pero EL LUCHADOR, consigue tenerte totalmente pegado a la pantalla. Sin poder despegar los ojos de un Micky Rourke engrandecido. En una interpretación merecedora de todas las admiraciones. Su actuación llega a tales niveles de perfección, que resulta imposible no creerse absolutamente todo lo que nos cuenta. Es una película cargada de verdad. Sin caer en sensiblerías fáciles, tratando con temas que se prestan a ello. Un guión perfectamente pensado. Medido y re escrito.

 Una historia de un hombre totalmente acabado. Llevado al límite de sus posibilidades morales. Sin más conocimiento que uno. Solo sabe hacer una cosa, luchar. Y disfruta de ello. Es su pasión. No concibe su mundo sin eso. Y cuando lo pierde, se destapa quién es realmente. Y descubre que, no puede vivir en el mundo real. No puede luchar contra sus propios problemas. Contra los conflictos que se le producen fuera del ring, porque no sabe.

Las relaciones que entabla, que son básicamente dos. Sujetas a conflictos personales simples. Esas relaciones no se muestran con frases fáciles ni cursiladas. Se muestran como realmente serían para alguien como es el protagonista. Por mucho que la gente pueda o no ssntirse identificada, la película acierta en no mostrar las situaciones de manera totalmente identificable a cualquiera. No pretende que nos sintamos identificados como principal objetivo. Su objetivo es que veamos la historia de éste hombre desde fuera, hablando de cosas que todos conocemos.

 A pesar de ser una especia de versión cruel de ROCKY BALBOA (Que considero magnífica), EL  LUCHADOR anda por caminos muy diferentes. Por lugares distintos.

Marisa Tomey, que ha hecho posiblemente dos de las mejores pelis de el año pasado, EL LUCHADOR y esa maravilla que es ANTES QUE EL DIABLO SEPA QUE HAS MUERTO, está viviendo un resurgir dentro del cine independiente americano. Es muy probable que se lo merezca más de lo que much gente piensa, porque está demostrando ser una de las mejores actrices de su generación.

 Rourke, que fue recuperado hace años para esa película tan divertida llamada DOUBLE TEAM, es probablemente el más firme candidato al Oscar éste año. Lleva haciendo grandes papeles desde hace tiempo, él era lo único bueno en DOMINO, e hizo un papel extremadamente bizarro en ONCE UPON A TIME IN MEXICO.

En los Globos de Oro, éste señor dedicó su premio, entre otros, a sus perros (unos chihuahuas) a los que adora, y de los que dijo que son los mejores amigos, y más fieles, que cualquier persona puede tener.

Puede que tenga razón.   

Lo mejor: Mickey Rourke y su personaje.
Lo peor: Nada.
publicado por Tyler el 22 enero, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.