Una preciosa historia para concienciar a los peques y a los no tan peques a cuidar la Tierra a y sí mismos (aunque quizá algunos de sus mensajes sean demasiado evidentes y reiterativos).

★★★★☆ Muy Buena

Wall-E

La Tierra, año 2775, ningún humano la habita, montañas de basura se agolpan en las ciudades y un solo robot se dedica a compactar y amontonar la basura, a la vez que reúne cachivaches varios para su gran colección. Un día aterriza una nave y de ella sale otro robot, éste atrae la atención de WALL-E de inmediato, siguiéndolo a todas partes a partir de ese momento…

Pixar lo ha vuelto a hacer, ha realizado un estupendo film de animación a base de mucho talento y también, por qué no decirlo, un holgado presupuesto.

Aunque quizás el estudio propiedad de la Disney se haya arriesgado más que en otras ocasiones, sobre todo en la primera mitad de la película, donde los diálogos brillan por su ausencia e incluso se puede considerar que su comienzo es pesimista, pero sin embargo logra encandilar al espectador desde el primer momento. Así tenemos a un simpático e increíblemente curioso robot que no menciona palabra alguna durante más de media hora de metraje, y ni falta que hace, pues los chicos de Pixar, dirigidos por Andrew Stanton (Buscando a Nemo), han logrado que el robot protagonista, WALL-E, sea sobremanera expresivo, mostrando todo tipo de emociones.

Quizás parte de la segunda mitad de la cinta sea algo más convencional, pero aún así resulta tremendamente divertida, haciendo aparición diversos robots de lo más simpáticos y también algún que otro humano que pone su puntillo. Mientras que el final me parece bastante emotivo y optimista, con un momento que es realmente bello.
 
Técnicamente es indiscutiblemente genial, llega a veces a parecer real lo que estamos viendo, tal es el grado de detalle de las texturas. El robot protagonista está plagado de detalles: desconchones, zonas oxidadas, etc… confiriéndole un gran realismo todo ello, mientras que EVA es más "homogénea". Sin embargo lo que sigue sin gustarme en todas las películas de Pixar (aunque puede que en Ratatuille se libraran un poco), es en la recreación de los seres humanos, los cuales tienen una piel que no parece humana, son más bien muñecos, es cierto que algo mejoran respecto a otros filmes del estudio (Los Increíbles es el caso más evidente a ese respecto, sus personajes a pesar de ser humanos resultaban más similares a muñecos), pero creo que deberían esforzarse por crear una piel humana detallada, con más imperfecciones (¿alguien ha visto Final Fantasy: La Fuerza Interior?). Puede que en su próxima película lo logren, o eso espero.

En definitiva, con Ratatuille Pixar se puso el listón muy alto, pero han logrado llegar al nivel esperado con creces, ofreciendo una entretenida historia para todo tipo de público. Al entrar a la sala uno puede tener X años, pero al comenzar la película es inevitable transformarse en un niño.

Lo mejor: -WALL-E, uno de los mejores personajes animados que se han hecho. -La escena del viaje intergaláctico. -El nivel técnico alcanzado. -La cucaracha.
Lo peor: -Sigue sin convencerme cómo crean los seres humanos los chicos de Pixar.
publicado por Raul Neovallense el 5 febrero, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.