A medida que los personajes van apareciendo e introduciéndose en la vida de Button, la historia va cogiendo fuerza e interés y esto evita que su duración sea un lastre.

★★★★★ Excelente

El curioso caso de Benjamin Button

David Fincher que ya deleitó en su momento con Seven, El Club de la Lucha o La Habitación del Panico se desmarca de este género algo mas "movido" para volverlo hacer, esta vez con un drama, El Curioso Caso de Benjamin Button, adaptación de la historia de los años 20 del siglo pasado escrita por F. Scott Fitzgerald.

Benjamin Button (Brad Pitt) nace con un cuerpo de ochenta años pero con mentalidad de niño y va rejuveneciendo con el tiempo. Desde la Nueva Orleans de finales de la I Guerra Mundial hasta el siglo XXI, en un viaje tan inusual como la vida de cualquier hombre, esta película cuenta la gran historia de un hombre no tan ordinario y la gente que va conociendo por el camino, los amores que encuentra y que pierde, las alegrías de la vida y la tristeza de la muerte, y que perduran más allá del tiempo.

Principalmente su extensa duración podría haber sido un lastre para la cinta, pero gracias a un guión simple, efectivo y bien escrito a manos de Eric Roth se relatan los momentos y transiciones más importantes en la vida de un hombre, de una manera pausada pero al mismo tiempo fluida.

Todo se sucede con el ritmo y velocidad adecuado a cada época con la ayuda de una banda sonora magistral que además de las piezas instrumentales, también introduce cortes de canciones situando al espectador en la época que se sucede en dicho momento.
Aunque en algún "pasaje" de la vida de Button, el espectador puede llegar a sentirse expulsado fuera de la historia (el mío fue en el primer romance de Button), pero Fincher lo sabe y consigue recuperar el interés del espectador, llevando a buen puerto esa labor.


El apartado técnico es excelente en general, fotografía, movimientos de cámara muy precisos con travellings, zooms lentos y pausados, dando tiempo al espectador a apreciar detalles de los escenarios y personajes.
Pero si algo merece halagos y vítores, es el gran realismo en la caracterización de ambos protagonistas a partir de la etapa intermedia de sus vidas hasta el envejecimiento de Daisy y el rejuvenecimiento de Button, realizado a base de maquillaje y aunque las facciones de él en la éooca de anciano han sido creadas digitalmente el nivel de realismo es tal que supera al propio Gollum en El Señor de los Anillos, convirtiendo el apartado de efectos digitales en un gran logro, lo malo es que a este ritmo no distinguiremos la realidad de la "ficción".

 

A medida que los personajes van apareciendo e introduciéndose en la vida de Button, la historia va cogiendo fuerza e interés donde la relación de personajes prima ante todo, sin esto la cinta caería inevitablemente en un pozo sin fondo y pasaría a rozar lo insoportable dada su extensa duración, pero suceden tantas cosas de manera tan fluida que apenas te das cuenta estas a las puertas del desenlace.

En definitiva una película en la que pasan tantas cosas de una manera tan fluida que no da tiempo a aburrirte, pero recomiendo verla despejado.

La Frase: ¿Te he contado alguna vez que me ha caído un rayo siete veces?
La Escena: El Chelsea en medio de un fuego cruzado.

Lo mejor: El maquillaje y la relación entre los personajes.
Lo peor: Que para verla tengas que haber descansado primero.
publicado por Victor Serrano AKA Machete el 12 febrero, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.