La pelea de un hombre por sobrevivir fuera de los cuadrilateros es la que presenta esta cinta donde Mickey Rourke interpreta a un sufrido luchador con ciertas semejanzas a su propia vida.

★★★☆☆ Buena

El Luchador

Esta pudo haber sido una película más, pero el solo hecho de contar con uno grande del celuloide de los ochentas como Mickey Rourke la catapultó a sobresaliente que por los demás esta muy bien actuada también por su co-protagonista Marisa  Tomei. La trama se centra en la vida de Randy `The Ram´ Robinson  un luchador que tuvo sus años dorados en los ochentas y que hoy sigue participando de la lucha libre en gimnasios de segunda línea. Su cuerpo ya no le acompaña como antaño, los golpes, aunque preparados igual duelen, ingiere muchos fármacos y le exige demasiado a su cuerpo que puede pasarle la cuenta en cualquier momento. Ahora su verdadera lucha  esta fuera del cuadrilatero, que la siente más dura que cuando se le deja caer un hombre de más de cien kilos. Estoicamente y dejando de lado parte de su dignidad  da esta otra pelea trabajando en un supermercado para pagar la renta, también cobra por dar autógrafos y sacarse fotos. Está enemistado con su hija que lo odia y su única esperanza es una bailarina llamada Cassidy  que también vive la soledad y es interpretada convincentemente por Marisa Tomei. En ella ve un pasaporte a llevar esta la lucha de a dos en la vida diaria pero ella no esta muy convencida. Al luchador su publico aun lo adora, también sus contrincantes y los  managers ya que es un honorable hombre quitado de bulla que no le hace daño a nadie.  Muy valiente fueron la productora Wide Pictures y el director d ela cinta Darren Aronofsky ya que tener a este actor como protagonista era un riego sumamente alto por que no formaba parte del star system actual. Se necesitaba ese nombre y eso rostro decadente para logralo. Tal convicción llevada adelante los tiene ad portas de llevarse los premios más importantes en lo que a interpretación  se refiere.  El director utilizó cámara en mano igual como si estuviese en la lucha, siguiendo al protagonista lentamente tras sus pasos. La película hecha a pulso con no muchos decorados pero que esta ambientada de buena forma por el camino  de la sobrevivencia de muchos seres solitarios que ven como se les acaba el tiempo y tratan de enmendar el rumbo, quizás demasiado tarde. No se puede olvidar al Mickey Rourke de Rumble Fish de  Coppola y sus trabajos con los mejores directores hace dos décadas, ahora nuevamente se reposicionará porque es un grande y esta actuación representa de cierta forma parte de su historia de desaciertos en sus vida privada y al parecer con este film encontró nuevamente el rumbo. Hay que destacar la interesante mirada a la trastienda  hacia la lucha libre, deporte que tiene millones de adeptos por todo el mundo donde la fraternidad y el sentido del show están presentes, brindado el marco preciso del contraste que se produce entre la fortaleza física  y las debilidades humanas. Se agradece a la producción por rescatar clásicos del rock de los ochentas que suenan durante el film, todo un acierto y que produce mucha nostalgia que necesitaba la cinta.  
publicado por David Lizana el 13 febrero, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.