Consigue saturarnos con un estupendo montaje, rehogarlo con una banda sonora de lujo, sorprendernos con unos actores desconocidos, seducirnos con parajes y violencia condimentar con un guión ingenioso y entretenido para terminar conun final Bollywood

★★★★☆ Muy Buena

Slumdog millionaire

Yo con el señor Danny Boyle no dejo nunca de sorprenderme. Ahora ha conseguido unificar el mejor Bollywood con… ¿Hollywood? ¿El realismo inglés? Da lo mismo, lo que consigue es saturarnos con un estupendo montaje, rehogarlo con una banda sonora de lujo, sorprendernos con unos actores desconocidos, seducirnos con parajes y violencia condimentar con un guión ingenioso y entretenido para terminar, efectivamente, con un final “made in Bollywood”.

Jamal Malik (Dev Patel) es detenido a la salida del plató de televisión de ¿Quién quiere ser millonario? Acaba de protagonizar una hazaña épica, contestar de forma brillante todas las preguntas planteadas por el presentador, un soberbio y engreído Sobera indio, que sospecha que un poco ilustrado joven de origen humilde jamás podría acertar esas preguntas sin hacer trampas. La policía decide investigar cómo ha llegado el muchacho a optar al mayor premio de la televisión del país cuando apenas tiene educación alguna.

Así entre tortura y tortura explicará los motivos para que supiera contestar las preguntas haciendo un recorrido vital desde su infancia hasta su aparición en el programa a través de los episodios más duros de su existencia como pequeños cuentos donde persecuciones, asesinatos, mafias y demás perrerías invadirán la pantalla.

La carrera irregular e inverosímil de Boyle ha dado muchos tumbos en los últimos años aunque siempre hay algo de sus anteriores trabajos en sus películas. En su primera etapa sin duda recordará a Trainspotting en sus persecuciones enloquecidas y su montaje virulento pero todo el fondo del asunto tiene bastante más que ver con Millions, su pequeño cuento infantil, que parecía o tener sentido en su carrera de mafiosos y delincuentes varios. Con Slumdog Millonaire da sentido a esta fábula que permanecía como una isla entre el resto de sus cintas sin explicación aparente.

Magníficamente encapsulada bajo la apariencia de buen cine es en realidad sólo aparentemente buen cine. Me explicaré. Boyle conoce perfectamente las dosis que se deben mezclar para conseguir las alabanzas de la crítica, por eso sencillamente hay películas muy buenas y muy malas en su carrera. Simplemente hace lo que le da la gana hasta que quiere la palmadita en la espalda. Desde hace años lleva arrastrando producciones que arrasan en taquilla pero que no le colocan en el olimpo de los ediosados directores europeos donde se había afincado tras sus prometedores inicios. Con Slumdog consigue matar dos pájaros de un tiro: una buena retahíla de premios y tiempo para hacer con sus siguientes cintas lo que le de la gana (y esto último es una buena noticia para los fans que ansían poder ver qué nueva ocurrencia tendrá) seguramente será peor película pero tendrá un toque más personal que se echa en falta en esta grandiosa cinta.



Lo mejor: El descubrimiento de Dev Patel y la eclosión final.
Lo peor: El exceso de persecuciones al principio de la película.
publicado por Ana Belén Pacheco el 18 febrero, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.