Seria, formal, combinando sabiamente los momentos humorísticos (magníficos dialogos y soliloquios a cargo de James Coburn) con los dramáticos y púramente de acción encuadrados de lleno en el western más genuino.

★★★★☆ Muy Buena

Muerde la bala

 

 

"Se establece una competición entre varios hombres bien dispares y una valerosa mujer para conseguir un importante premio.
Se trata de una carrera de caballos pero de fondo, a través de muchas millas.
Entre los personajes se irán estableciendo relaciones y vivirán diversas aventuras
".

 

Bueno y bonito western, digno de Richard Brooks, un director siempre excelente, que imprime elegancia y sofisticación, amén de gran intensidad dramática a todos sus trabajos, algunos de ellos memorable, como por ejemplo "Los profesionales", "Con los ojos cerrados" y/o "El fuego y la palabra".
Seria, formal, combinando sabiamente los momentos humorísticos (magníficos dialogos y soliloquios a cargo de James Coburn) con los dramáticos y púramente de acción encuadrados de lleno en el western más genuino.
Resulta ua agradable pasatiempo que no cansa por más que la veas y se recuerda por ello con gran cariño.
Estuvo nominada a la mejor banda sonora, gracias a la extraordinaria música de Alex North, y al sonido, memorable y que le imprime de fuerza dramática al argumento en muchas escenas, como cuando se les oye jadear a los pobres caballos sometidos a un terrible castigo durante muchas millas.
Una cinta con lo parte de lo mejor de los años setenta en el apartado interpretativo (Hackman, Coburn, Van Patten, Bergen, Ben Johnson…), que contiene una gran lección de vida, con personajes llenos de dignidad, junto a otros francamente rechazables.
Buena película.

Lo mejor: Su clasicismo. Su música y sonido.
publicado por Victor Bilbao el 27 febrero, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.