Sinceramente, a esta altura, Frank Darabont ha demostrado ser el mejor adaptador de novelas de Stephen King. «»La Niebla»» es una tremenda cinta.

★★★★★ Excelente

La niebla de Stephen King

Se podría decir, sin lugar a dudas, que Frank Darabont es hoy por hoy, el mejor cineasta que ha adaptado obras del genial escritor Stephen King a la pantalla grande. Su primera experiencia fue en el año 1994 con la correctísima “The Shawshank Redemption”, para luego en el año 1999 dar esa obra de arte titulada “Milagros Inesperados” (“The Green Mille”), una cinta que quedará imborrable en la memoria cinéfila de cualquier espectador. Exactamente 8 años después, Darabont vuelve a adaptar una nueva novela del escritor, con resultados no menos satisfactorios, ya que “La Niebla” se ubica sin lugar a dudas en el podio de las mejores películas del año 2007.

La cinta nos relata la tremenda tormenta que se desata en un pequeño pueblo de Maine y que entre otras cosas provoca unos tremendos destrozos en la vivienda del artista comercial David Drayton (Thomas Jane), quien inmediatamente luego de los sucesos, emprenderá junto con su hijo un viaje hacia el centro de la ciudad, más precisamente al centro comercial que frecuenta. Pero una vez dentro del mismo, una inmensa niebla se desatará repentinamente poniendo en peligro a todo aquel que trate de adentrarse en la misma.

Aquí la adaptación de la novela corta de Stephen King, corrió por cuento del mismo Frank Darabont, quien brindó un libreto impecable de principio a fin. No hay otra forma de calificarlo. El guión de “La Niebla” es en apariencia simple, pero la realidad es que está muy lejos de ser sólo un libreto de mero entretenimiento, ya que trata tremendos problemas de la sociedad actual, como son la intolerancia de los seres humanos, el terrorífico error que significa el fanatismo religioso convertido en secta y la poca preocupación por parte de la rama militar y política de los reales problemas de la gente.

De todo esto y mucho más trata el fabuloso guión de esta cinta una vez que nuestros protagonistas se encuentren literalmente atrapados en el supermercado sin poder regresar a sus hogares debido al misterio y al peligro que rodea a la niebla, como también la impecable subtrama que gira en torno al personaje de la Sra. Carmody (una tremenda Marcia Gay Harden), quien literalmente se encargará (bajo su enfermizo fanatismo religioso) de convencer a cuanto ser humano pueda de que todo lo que ocurre es literalmente el fin del mundo, más precisamente el castigo que todo ser humano merece por los pecados cometidos en vida. Y esa lucha interna que se sucede en el supermercado es prácticamente tan o más interesante que el mismísimo peligro que ronda fuera de la tienda.

Frank Darabont se encarga aquí de su tercera adaptación en lo que se refiere a novelas del escritor Stephen King. Su dirección en el filme ha sido impecable, no sólo por el hecho de narrar la película de manera excelente, sino además porque supo colocar la cámara siempre en el lugar correcto y preciso, brindando excelente planos en todo momento. Cuando tuvo que sugerir más que mostrar, Darabont lo hizo. Pero cuando tuvo que recurrir al gore, lo hizo y sin abusar ni un segundo del recurso de mover la cámara hacia todos lados, ya que muestra todo y en primer plano. Y más allá de todos los elogios técnicos que Darabont pueda llevarse por la forma en que dirigió esta cinta, uno de los puntos más destacables fue el hecho de mezclar drama, suspenso y terror de una forma tan impecable como lo hizo.

En el rubro actuaciones, tenemos otro de los puntos fuertes del filme, ya que contamos con una de las mejores actuaciones que le he visto a Thomas Jane en su carrera, brindando un muy correcto protagónico como un padre dispuesto a hacer literalmente de todo para salvar a su hijo y tratar de descubrir el misterio detrás de la niebla. Pero si hablamos de actuaciones, no podemos dejar pasar la tremenda performance de una excelente actriz como Marcia Gay Harden, quien un poco ayudada por el libreto (en el sentido de tener el personaje mejor desarrollado) y otro poco por sus impecables cualidades actorales, se despachó con una actuación digna de un premio Oscar (no, no crean que estoy exagerando). Su protagónico aquí es digno de todo elogio, y se podría decir que por momentos la cinta ya de por sí vale el visionado por su tremenda actuación, prácticamente no me quedan dudas de ello.

Mucho se ha hablado del tramo final de la cinta (el cual fue cambiado por Darabont con respecto a la novela original, en mutuo acuerdo con Stephen King). Sólo puedo decir que da para cuestión de gustos. Mucha gente lo odiará y a mucha otra gente les parecerá una genialidad. Sólo puedo decir que gracias a Dios no es un final abierto (los detesto profundamente). El mismo puede caer mal o bien dependiendo del gusto del espectador, pero pone un cierre definitivo a la cinta. Una cinta que quedará en la retina de los espectadores hasta mucho después de su conclusión. Francamente imperdible.


Lo mejor: El impecable guión de la cinta, su ritmo narrativo y sus actuaciones, en especial el tremendo protagónico de Marcia Gay Harden.
Lo peor: Absolutamente nada.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 1 marzo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.