Una bonita (y un tanto manipuladora) historia, para una bonita película.

★★★☆☆ Buena

Slumdog millionaire

Un joven está siendo interrogado con métodos para nada sutiles, los hombres que lo hacen le preguntan cómo hizo trampas pero el chico se niega a confesar. Le dan una buena descarga eléctrica y por momentos se queda inconsciente, los hombres comienzan a pensar que quizás respondió lo que respondió porque lo sabía, el chico recobra la conciencia y lo dice bien claro: "Sabía las respuestas."
Tras ello lo llevan a las dependencias menos oscuras de la comisaría y le ponen el video con el programa del día anterior de "¿Quiere ser millonario?", y allí está el chico, en la pantalla del televisor, y el agente comienza a interrogarle pregunta por pregunta del concurso, y el chico, aunque a regañadientes, comienza a explicarle cómo podía saber las respuestas. Curiosamente, todas las respuestas le aparecieron a lo largo de su vida, prácticamente todas por experiencias para nada divertidas.

Danny Boyle, el hombre que parió Trainspotting, La playa, Sunshine y Millones, entre alguna que otra, ha vuelto a sorprender a muchos con su nuevo filme, una película a la que le costó encontrar distribuidora (o eso dicen) y que al final ha logrado triunfar en los Oscar y con ello ha logrado una jugosa taquilla mundial, sobre todo si tenemos en cuenta que el presupuesto del film rondó los 15 millones de dólares. Está inspirada en la novela de Vikas Swarup, Rupien, Rupien! (en España ha sido publicada por Anagrama con el título de ¿Quiere ser millonario?), Simon Beaufoy (Full Monty) se ha encargado de adaptarla a guión cinematográfico logrando hacer un meritorio trabajo con el que ha conseguido multitud de premios además del Oscar al mejor guión adaptado.

Rodada buena parte en escenarios reales de Bombay, en barrios chabolistas y con muchos actores no profesionales (los niños básicamente), Slumdog millionaire nos muestra la dura vida de los que están completamente desprotegidos en un país que tiene más de 1000 millones de habitantes, y donde la pobreza y la corrupción forman parte de la cotidianeidad de la mayoría de la población. Sin embargo no se trata de un filme deprimente, triste, sino que se puede considerar una especie de cuento de hadas, una aventura fantástica de un niño con una fuerza y determinación inauditas, de un amor que logra superar todas las barreras, es por lo tanto, una historia optimista a pesar de todo, y cuyo final es sin duda el que todo el mundo puede pensar: feliz.

No me parece que sea tan buena como para conseguir 8 Oscar, tampoco que sea especialmente original, no creo que sea la mejor película del pasado año, ni mucho menos de la última década; sin embargo sí que estamos ante un trabajo que destila buen hacer, sentido del humor cuando lo necesita y cruda realidad es muchas otras ocasiones, su banda sonora es una mezcla entre Bollywood y Hollywood, creando un peculiar ambiente en muchas ocasiones, se empatiza con los personajes fácilmente (de hecho al final te caen bien hasta los policías que al principio torturaban al protagonista) y la historia de amor imposible no por ser mil y una veces contada deja de interesarte. Sin duda estamos ante una bonita historia, para una bonita película.

Lo mejor: -La banda sonora.
Lo peor: -A pesar de todo uno no deja de tener la impresión que es un filme que ha sido hecho, pensado, para ganar premios. Si os fijáis tiene multitud de tópicos que a los miembros de la Academia les encanta.
publicado por Raul Neovallense el 10 marzo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.