“Slumdog Millonaire” es en líneas generales una muy buena película que generó una controversia que a mi modo de ver, no debería haber tenido. Creo que es un producto cinematográfico que contiene errores, pero que también contiene muchas virtudes.

★★★★☆ Muy Buena

Slumdog millionaire

Hacía un rato bastante largo que una cinta no generaba tanta controversia como lo hizo esta película, sea para bien (gente y críticos que la adoran desde el primer fotograma hasta el último) o para mal (espectadores que odian la cinta por diferentes razones que vamos a analizar en esta reseña).
Siendo Danny Boyle un muy buen cineasta, le ha llegado el año en que su película fue premiada con el mayor logro al que un filme puede aspirar. La cinta se alzó con 8 premios Oscar, incluídos el de mejor película, mejor director y mejor guión adaptado, entre otros. Siendo “Slumdog Millionare” en líneas generales una muy buena cinta, también debo decir que el Oscar le queda demasiado grande. No he visto muchas de las cintas que compitieron todavía, pero para citar un ejemplo, películas como “El Sustituto”, esa genialidad que Clint Eastwood supo darnos, es un producto cinematográfico muchísimo mejor e increíblemente fue olvidado por la academia. Pero más allá de esto, “Slumdog Millionare” tiene muchas cosas a favor y otras tantas en contra.

Todo comienza cuando nuestro protagonista, Jamal Malik, se presenta a la versión India del programa de televisión ¿Quieres ser millonario?, y consigue estar a un paso del premio mayor del programa. En ese momento, Jamal es secuestrado e interrogado por sospecha de fraude, ya que ha contestado correctamente muchísimas preguntas, por lo cual ha llegado mucho más lejos en el programa de lo que lo han hecho concursantes mucho más intelectuales. Una vez interrogado por la fuerza, Jamal deberá explicar el porqué de su tan inesperado desempeño en el programa, lo que lo llevará a un recorrido total de su vida, desde su terrible infancia en la India hasta momentos antes de decidir concursar en el programa.

Los mayores aciertos y discrepancias con esta cinta vienen por el lado del guión, de eso no me quedan dudas. Técnicamente el libreto es sólido. Tiene un muy correcto desarrollo de los personajes, está muy bien narrado (el metraje se pasa bastante rápido, sobre todo en su segunda mitad) y estructurado. Pero de la forma en que la película está planteada, hace que el guión tenga situaciones demasiado convenientes en muchas ocasiones, sobre todo en las explicaciones que nuestro protagonista Jamal da durante su cautiverio, explicando que sus respuestas correctas se remiten a experiencias que tuvo, mayormente en su tormentosa infancia de una India demasiado pobre. Evidentemente es un juego que el mismo guión plantea. Se puede tomar o dejarlo, pero es la línea que la película toma.

Lo que sí es muy buena, es la dirección de Danny Boyle. El cineasta sabe exactamente dónde ubicar la cámara (eso sí, si quiso copiar la estética de “Ciudad de Dios”, le ha salido bien, pero nunca llegará a la majestuosa obra de Meirelles, porque sencillamente “Ciudad de Dios” es una obra descomunal e impecable), y el contraste que logra entre las escenas que nos muestran la dura realidad que se vive en la India y las escenas que reflejan al sensacionalismo desmedido que se vive durante el programa ¿Quieres ser Millonario? están muy bien hechas y el montaje es muy preciso.

Otro punto fuerte del filme está en las actuaciones (otro mérito en gran medida, de Danny Boyle). Absolutamente todas las actuaciones de la película son muy buenas, sobre todo la del protagonista Jamal (protagonizado por un sorpendrente Dev Patel), quien literalmente es el alma central de la cinta, apareciendo en prácticamente todos los fotogramas del filme, brindando una actuación muy madura y sumamente natural, algo para nada sencillo de lograr. Hay que destacar también la actuación de su amada Latika (protagonizada por una estupenda Freida Pinto) como asimismo la de un impecable Anil Kapoor, en el rol de conductor del programa ¿Quién quiere ser Millonario?, pero por sobre todo hay que felicitar nuevamente a Danny Boyle por la dirección actoral de los niños, que en esta película brillan de principio a fin.

En definitiva y para ir cerrando, creo que “Slumdog Millonaire” es en líneas generales una muy buena película que generó una controversia que a mi modo de ver, no debería haber tenido. No es la obra maestra que mucha gente y críticos dicen, por lo menos no es lo que me ha parecido tras su visionado. Creo que es un producto cinematográfico que contiene errores. Pero también es una cinta con muchas virtudes, las cuales convierten al filme de Danny Boyle en un producto muy recomendable.

Lo mejor: Su buen ritmo narrativo y sus impecables actuaciones.
Lo peor: Algunas conveniencias derivadas del guión.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 24 marzo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.