La historia tiene de todo, desde unos apuntes pero que muy interesantes sobre el proceso de rodaje de una película, hasta la «»marca»» made in Vicente Escribá de la época, con esos toques ético-religosos del momento. Pero es entretenida.

★★★☆☆ Buena

La gran mentira

"Un actor de cine, antaño famoso, elige, para un concuros radiofónico, la fota de una desconocida para que sea famosa por una semana. La chica es elegida y resulta que es paralítica. Eso hace que la popularidad del actor suba y tenga buenas perspectivas de futuro, por lo que no dudará para que la chica esté contenta a su lado, haciéndola ver que la ama".

Estimable película de Rafael Gil, dirigida por él como era costumbre, con elegancia formal y buena dirección de intérpretes.
La historia tiene de todo, desde unos apuntes pero que muy interesantes sobre el proceso de rodaje de una película, hasta la "marca" made in Vicente Escribá de la época, con esos toques ético-religosos del momento. Pero se sigue bien y resulta entretenida en todo momento.
A ello contribuye un guión bastante aceptable, con acertados diálogos y unos buenos intérpretes, donde sobresale, como en él era habitual, el gran Manolo Morán, en el papel de representante del protagonista.
El final es lo peor, ya que no resulta muy creíble dado lo visto hasta entonces. No es muy realista, aunque pudiera gustar al público.
La película, en líneas generales, está bien y es competente.

Lo mejor: Manolo Morán. Lo que tiene que ver con el proceso del rodaje de una película.
Lo peor: El final, poco creíble.
publicado por Iñaki Bilbao el 28 marzo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.