«»Los Extraños»» es una producción que intimida, con un inicio potente y angustioso, con detalles que consiguen atemorizar, pero con un desarrollo titubeante y que decepciona fotograma a fotograma hasta culminar en un final casi lamentable. Un nuevo ex

★★★☆☆ Buena

Los Extraños

"Los Extraños" supone el debut del texano Bryan Bertino como guionista y director. Lamentablemente, no podemos considerarlo un debut brillante, aunque si deberíamos concederle al menos un aprobado alto a esta su opera prima, que cuenta con varios mecanismos y recursos que demuestran la sana intención del director para crear una cinta de terror más o menos potable. Y lo consigue debido a que lo único que pretende es asustar e infundir terror en el espectador, y para ello recurre a la cotidianeidad de la situación inicial en la que se encuentran los personajes de la historia, y a los acontecimientos inquietantes que, sin motivo aparente, comienzan a padecer.   Así pues, el argumento nos presenta a una joven pareja, James (Scott Speedman) y Kristen (Liv Tyler), que están pasando por un momento un tanto delicado en su relación. Tras volver de la boda de unos amigos, y una vez en la casa de los padres de James, bastante apartada y solitaria, tres extraños encapuchados comenzarán a acosarles sin un móvil aparente y sin intención de parar, sean cuales sean sus intenciones.  La película tiene dos partes perfectamente diferenciables. En su primera parte, el director acierta de lleno en su planteamiento y consigue asustar e inquietar al espectador intensamente merced a la angustia que desde la situación en pantalla desborda a los protagonistas y acaba por inundar al espectador. Los mecanismos para crear esa atmósfera tan turbadora y llena de desasosiego son acertadísimos. El carácter violento y anónimo de sus acosadores se une a la realidad de su naturaleza y a la aparente falta de escrúpulos y de intencionalidad para crear así a unos enemigos que disfrutan haciendo el mal por el simple hecho de hacerlo. Sin ningún detalle truculento, el terror lo cubre todo y sin comerlo ni beberlo estamos de lleno metidos en la historia, ya que el director ha transmitido perfectamente que cualquiera podría estar en la terrorífica situación de la pareja protagonista.   Pero lo que constituía un inicio muy prometedor (sin duda uno de los comienzos más potentes en cuanto al cine de terror de los últimos años) va derivando en una sucesión de clichés nada deseables que desmerecen y empañan la labor de Bertino en el comienzo del fin. Desde el mismo instante en que se ve revelada la naturaleza de los acosadores enmascarados, la película se convierte en una montaña rusa de situaciones mil veces vistas con anterioridad: sustos predecibles, situaciones que se ven venir a la legua, un ir y venir de la pareja protagonista que intenta escapar de los villanos, ya sea escaleras arriba, abajo, campo a través, etc… y la incapacidad para salir de la angustiosa situación a pesar de que no cabe duda de que son varias las opciones que se les presentan para escapar del martirio. Y como colofón, una lamentable escena final que casi (y estoy siendo generoso) tira por tierra el dignísimo trabajo del director. Además, el espectador tendrá a lo largo del film oportunidad para compararlo con otras propuestas recientes del género como "Funny Games" o "Habitación sin salida", con las que mantiene ciertos paralelismos.  Por otro lado, el dúo protagonista deja mucho que desear, ya que apenas muestran química entre ellos y, aunque Liv Tyler si consigue una interpretación decente y creible como la típica víctima que es incapaz de salir de la situación límite que la está consumiendo, Scott Speedman sigue igual de patético e inexpresivo que en "Felicity" y demuestra que salvo en la saga de "Underworld" ( e incluso yo mismo dudo de esta excepción…), sus interpretaciones dejan mucho que desear.  "Los Extraños" es una producción que intimida, con un inicio potente y angustioso, con detalles que consiguen atemorizar, pero con un desarrollo titubeante y que decepciona fotograma a fotograma hasta culminar en un final casi lamentable. Un nuevo exponente de lo que pudo ser y no fué.
Lo mejor: La atmósfera que Bertino consigue crear en el principio del film sin alardes truculentos
Lo peor: La decadencia del guión hasta llegar al indeseable final.
publicado por Diego Oliver el 10 abril, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.