“Se Busca” es una película imposible de recomendar abiertamente, ya que el estilo visual al que está orientado evidentemente divide las aguas. Por mi parte, ha sido una película que he disfrutado muchísimo.

★★★★☆ Muy Buena

Wanted (Se busca)

“Se Busca” es un fiel reflejo de lo lejos que quedó el glorioso cine de acción de los noventa, y lo que la influencia de la acción al estilo “Matrix” ha hecho en el mundo cinematográfico actual. Evidentemente, yo soy de los que extraña a morir aquellos gloriosos años donde películas como “La Roca”, “Duro de Matar”, “Riesgo Total” y diversos exponentes de aquellas épocas marcaban el rumbo de la cinematografía de acción mundial. Quizás por eso, tanta gente (entre los cuales me incluyo), disfrutó enormemente de dos cintas que tuve la oportunidad de ver últimamente. Estoy hablando de la fenomenal “Búsqueda Implacable” (“Taken”), con Liam Neeson, y de la más que correcta “Sentencia de Muerte” (“Death Sentence”, con el fenomenal Kevin Bacon. Por otro lado, está la otra cinematografía actual del mundo de la acción (por llamarla de alguna manera), entre las que se encuentran cintas como “Matar o Morir”, con Clive Owen o el filme que hoy comentaremos en estas líneas.

“Se Busca” nos relata la aburrida vida que nuestro protagonista Wesley (James McAvoy) lleva como contador en una empresa, donde literalmente es maltratado por su jefa hasta dejarle la autoestima literalmente por el piso. Pero pronto, toda su vida cambiará cuando una asesina a sueldo llamada Fox (Angelina Jolie) lo reclute para lo que ellos denominan “La Fraternidad”, una hermandad de asesinos que existe desde hace siglos y a la cual pertenecía su padre, recientemente asesinado. Wesley deberá entrenarse con dicho grupo para así poder vengar la muerte de un padre al que nunca conoció.

La cinta se divide claramente en dos elementos cinematográficos muy importantes. El guión y el aspecto visual desde donde se enfoca la acción del filme. Con respecto al guión, debo admitir que me ha gustado muchísimo. No tanto por ser un libreto extraordinario ni mucho menos, pero si por contener una historia bien narrada, con algunas sorpresas bien insertadas en su tramo final y sobre todo por contar con un eficaz desarrollo de personajes. Así tendremos a un James MaCavoy, a quien le cambiará su vida de la noche a la mañana, pasando de ser una persona aburrida y cansada de su vida cotidiana, para convertirse en miembro de una fraternidad de asesinos y tener un propósito en su vida, que será el de vengar la muerte de su padre. Y así el guión se irá desarrollando de manera efectiva, contándonos una historia muy interesante y muy bien estructurada sobre todo en su tramo final, donde la misma contiene algunos giros argumentales que son realmente muy eficientes para la historia que se cuenta. Vale aclarar que detrás del guión de la cinta estuvieron Michael Brandt y Derek Hass, quienes en el 2007 adaptaron y de excelente manera el guión para la remake del western “El Tren de las 3:10 a Yuma”.

El otro elemento cinematográfico sumamente importante en esta producción y lo que realmente divide las aguas para bien o para mal es el aspecto visual del filme. El hecho de que las escenas de acción sean filmadas al estilo “Matrix” pero en la vida real, puede caer sumamente mal en muchos espectadores y quizás muy bien en otros (como en mi caso, aunque aclaro que hubiera preferido el mismo guión con una acción al estilo de los años noventa), por lo cual en ese sentido es tomar o dejar lo que el director te propone. Al fin y al cabo, esto es cine y para cuestión de gustos sabemos que hay de todo tipo. Pero también vale aclarar que la acción que brinda el director de origen soviético Timar Bekmambetov está impecablemente filmada. Sí, es cierto que se abusa en demasía de la cámara lenta y del ya famoso Bullet Time, pero la verdad que desde el punto de vista técnico no hay nada que objetarle al filme, ya que las escenas de acción están tremendamente bien filmadas, más allá de la irrealidad de las mismas. De esta manera, tendremos persecuciones automovilísticas a toda velocidad, tremendas balaceras en donde correrá sangre por toda la pantalla, balas que giran antes de impactar en el blanco (esto es así, no crean que es un invento mío), y hasta una espectacular escena en un tren, por lejos de lo mejor de la película.

No hay mucho que objetar sobre las actuaciones del filme. James McAvoy es un sólido actor, (quien haya visto “El Ultimo Rey de Escocia”, sabrá de la calidad que posee este muchacho), y aquí cumple con creces con el protagónico que se le ha dado. Completan el reparto una apenas discreta Angelina Jolie, cuya actuación es buena, aunque creo que es una actriz que se desempeña mejor en otro tipo de roles, y un siempre correcto Morgan Freeman como el líder de “La Fraternidad”.

En definitiva, “Se Busca” es una película imposible de recomendar abiertamente, ya que el estilo visual al que está orientado evidentemente divide las aguas. Por mi parte, ha sido una película que he disfrutado muchísimo, ya que su ritmo narrativo es muy bueno y la acción constante que brinda (aunque sea irreal) ha sido filmada de manera impecable.


Lo mejor: Su más que correcto guión y su impecable estilo visual.
Lo peor: Que ese mismo estilo visual que destaco, no sea del paladar de todos los espectadores.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 12 abril, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.