Contra la parede muestra dos realidades crudas: la situación de millones de turcos en Alemania y un problema de drogas y adicción que azota a la clase media de Europa.

★★★★☆ Muy Buena

Contra la pared

Contra la pared es una película alemana dirigida por Fatih Akin quien es un cineasta alemán de ascendencia turca. Su obra esta plagada de retratos diveros de los inmigrantes turcos en Alemania, de las situación de sus compatriotras y normalmente los personajes son arrastrados al vacío y la desesperación de su condición. En Contra la pared nos relata las historia de Cahit Tomruk ( Interpreatado de manera brilllante por Birol Ünel), él es un cuarentón alemán de ascendencia turca, tremendamente deprimido por la muerte de su esposa Katharina; una noche más de alcohol, cocaína, fastidio y depresión, decide chocar su automóvil con un muro… A partir de ahí su vida se verá interrumpida (no la muerte por que el destino no es tan condescendiente) por Sibel Güner ( interpretada por la guapisima y talentosa Sibel Kekilli), una hermosa joven que apenas ajusta veintitantos, alemana-turca como él, que también se había intentado suicidar cortándose las venas y que ve en él la posibilidad de escapar de su conservadora y represiva familia.

 La originalidad y sensibilidad del guión que captura la escencia del adicto y su corto y doloroso viaje al fondo de la dignidad existencial. La banda sonora, que incluyen muy buen rock y música típica turca, maravillosamente seleccionada; frecuentemente se hacen cortes mostrando un ensamble musical turco al borde del mar en Estambul, con la catedral de Santa Sofía al fondo; tocando y cantando de acuerdo al desenvolvimiento de la trama esta banda va recitando poemas músicales que acompañan la dureza del film. La dirección es otro de los elementos más sobresalientes de esta cinta que además de la poderosa actuación de los protagonistas nos muestra una Alemania diferente y distante de las luces europeas. La secuencias de consumo son crudas y fuertes. Además de condensar la problematica de la adicción tanto en un hombre (deprimido) como en una mujer (parrandera en primer instancia y pérdida en segundos terminos). El cine que muestra esta realidad tiene en caer en moralismos, sin duda esta cinta en objetividad real (sobre todo por que la vida de un adicto no tiene demasiados caminos en realidad) nos lleva a los parajes más oscuros del alma humana y a gritos nos condena a observar la vida del enfermo en millones de vidas dispersas por el mundo.

Finalmente aquellos que sean salvados de este terrible sufrir deben enteder como el protagonista que después de tanto el camino continua y a veces debe ser caminado en soledad.

Lo mejor: Las actuaciones y la música.
publicado por Davo Valdés el 4 mayo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.