“Los Extraños” es una cinta que puede catalogarse como correcta o muy correcta si se la mide desde el suspenso que genera o desde sus más que correctos rubros técnicos, pero lamentablemente naufraga presa de un guión realmente muy pobre.

★★☆☆☆ Mediocre

Los Extraños

Bastante suceso tuvo el debut del joven cineasta Bryan Bertino con este filme que hoy comento y que tuve oportunidad de ver días atrás. Vale aclarar de movida que me ha sorprendido gratamente la soltura con la que este joven se ha desenvuelto en todo lo que son los aspectos técnicos del filme como así también en lo que respecta al cuidado suspenso que contiene gran parte de la película. Pero como no todo lo que reluce es oro, Bertino quiso abarcar demasiado con este filme y de paso, se hizo cargo del guión del mismo y allí es en dónde la película hace agua por absolutamente todos lados y lo que en definitiva determina que “Los Extraños” sea una película de notable comienzo (aproximadamente su primera media hora) pero que a medida que avanza en su metraje se estanca en un callejón sin salida.

Todo comienza cuando una joven pareja interpretada por Liv Tyler y Scott Speedman regresan a casa luego de asistir a la boda de una amiga. La relación entre ellos no anda demasiado bien y para colmo de males, durante la noche comenzarán los problemas, al ser acechados por inquietantes individuos. Todo comienza cuando alguien llama a la puerta a las 4 de la mañana preguntando por “Tamara”. Este sólo será el comienzo de una terrible pesadilla para la pareja protagonista.

Como dije en el párrafo anterior, Bryan Bertino se hizo cargo del guión y de la dirección de la película, y allí residen sus virtudes y sus defectos, literalmente hablando. El guión de la cinta podría catalogarse como de lo más simple que pueda haber, pero en definitiva no es el libreto lo que termina matando a la película, sino la forma como el mismo se narra, ya que luego de unos primeros cuarenta minutos muy interesantes, dónde se nos presenta a los personajes principales y sus conflictos y el comienzo de lo que será una verdadera cacería humana, la película pierde total interés por varias razones. Una de ellas, porque pasados esos cuarenta minutos iniciales, la película carece de sorpresas (de hecho creo que no hay ni una sola sorpresa o algo que mantenga al espectador interesado en la cinta) y posee una narración muy pobre, lo que hace que el espectador pierda total interés a medida que la cinta avanza, ya que literalmente lo que ocurre en pantalla es prácticamente nulo. Quizás la trama se mantenga por el lado del suspenso que genera el hecho de que desconocidos traten de invadir un hogar ajeno, pero en definitiva no alcanza para que la cinta salga a flote en ningún momento.

Más allá de que Bryan Bertino haya presentado un libreto abiertamente pobre, hay que aclarar que su dirección es muy pero muy buena. La forma en que este joven cineasta manejó la cámara dentro de la casa, con planos largos y movimientos lentos de cámara, generan un suspenso muy bueno y en ese sentido Bertino logra lo mejor de la cinta por lejos. El gore que Bertino pone en pantalla no es tanto como los fanáticos supongo que hubieran esperado, pero a decir verdad, en las pocas escenas sangrientas que hay, Bertino supo filmar de excelente manera. Nada que reprocharle técnicamente a la película, lástima que el guión no haya acompañado lo que a priori era una muy buena propuesta de suspenso.

Las actuaciones son bastante correctas, no hay mucho que decir al respecto. Liv Tyler es una de esas actrices a las cuales literalmente odio, ya que la considero una muchacha a la cual su extrema inexpresividad siempre le juega una mala pasada. Pero, siempre algo me sorprende, y en este caso, debo admitir que la chica brinda una buena actuación, demostrando un leve progreso en cuanto a su capacidad actoral (no vayan a creer tampoco que su performance es fenomenal ni mucho menos). Scott Speedman cumple también correctamente con su protagónico, brindando una actuación sin muchas luces, pero para nada desastrosa.

En definitiva, “Los Extraños” es una cinta que puede catalogarse como correcta o muy correcta si se la mide desde el suspenso que genera o desde sus más que correctos rubros técnicos, pero lamentablemente naufraga presa de un guión pobrísimo que encima contiene un desenlace francamente innecesario. Vuelvo a repetirlo, Bryan Bertino es un cineasta con evidentes cualidades cinematográficas. Esperemos que en su próxima película, el guión lo acompañe, porque calidad técnica le sobra a este muchacho.

Lo mejor: La dirección de Bryan Bertino. Un cineasta con muchas cualidades.
Lo peor: El guión y su incomprensible desenlace.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 9 junio, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.