La duda, es un film atrevido. Un film que une los atributos de una buena película y va más allá retomando elementos del teatro y además lograrlo sin caer en el dramatismo que tanto se desprecia hoy en día.

★★★★☆ Muy Buena

La duda

Adaptada y dirigida por John Patrick Shanley a partir de una de sus aclamadas obras, Doubt es además de un gran film, un duelo de titanes entre los protagonistas: Meryl Streep y  Philip Seymour Hoffman. El drama teatral no desaparece de la esencia de la historia pero la acertada visión de Shanley de atrapar con su amateur lente, las calles del Bronx y la vida dentro de la parroquia y también escuela católica donde la acción sucede. La película no sólo relata hacia afuera, sino interioriza en los diferentes personajes del clerigo que aparecen en escena: sacerdotes, monjas, monaguillos y feligreces de la congregación. De una forma interesante, la trama se centra en el escandalo de abuso de menores a manos del padre Flynn (interpretado por el sublime Seymour Hoffman) y su batalla con la conservadora y extrica madre superior Aloysius (protagonizada por la insuperable Maryl Streep). El resto del reparto se completa con Amy Adams, Viola Davis, Alice Drummond, entre otros y aunque son personajes secundarios la mayoria cobran una fuerza increible en el suspenso de la historia.

La intriga, la incertidumbre con la cual se manejan las acciones, la excelente música de Howard Shore (inspirada en la misma música del clero), la seriedad con la que es contada, son atributos interesantes de la cinta. La cual en ningun momento toma una postura, no moral y mucho menos de juicio ante los abusos de los sacerdotes en Estados Unidos. El director se concentra en contar una historia que va más allá de las acciones, sino que intenta justificarse en la fe, la debilidad humana. La duda permanece durante toda la trama, porque los personajes intentan decir más con sus rostros y facciones que con las palabras. Realmente es una crítica sublime y discreta a la filosofia de la iglesia catolica. El estandarte de reforma desafortunadamente la tiene un padre pederasta. La parte de la justicia está en manos de una madre aferrada a ideas y métodos que parecen inservibles e insensibles ante la epoca en que avanza la misma historia dentro de la historia.

En cuestiones técnicas sorprende ver un film tan impecable. Incluso da la sensación de mirarla desde el teatro con las tomas en contra-picada que utiliza Shanley. La fotografía es muy limpia.

Al final, después de todo lo que sucede, incluso de estar convencidos de una verdad, permanece una duda. Una duda que lastima, que deja preguntas en el aire. Una de ellas, la realidad conectada en donde sacerdotes que abusan de niños son protegidos por la misma iglesia.

 

Lo mejor: La actuación de Meryl Streep.
Lo peor: Lo mismo que pasó con El sustituo: que la trama está basada en una aterrante realidad.
publicado por Davo Valdés el 15 agosto, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.