Revolutionary Road es una película que además de disfrutar debemos seguir. Al final el aprendizaje puede ser importante para nuestra existencia. Hay que soñar y nunca dejar de hacerlo, pero también hay que vivir en base a todo eso.

★★★★★ Excelente

Revolutionary road

En "El pequeño libro rojo de la escuela" de Soren Hansen y Jespen Jensen, se menciona en uno de sus capitulos, que los adultos temen a los adolescentes, que temen de que nosotros no consigamos una buena vida o que terminemos mal. Ese temor real y bien intencionado, significa realmente temor a que no hagamos lo mismo que ellos y busquemos una vida diferente (no mejor, no peor) simplemente sin utilizar el método que ellos creen que funciona. Sin duda mucha gente con este patrón, sufre una de las peores enfermedades del siglo XXI: la desesperanza y el vacío.

Sam Mendes nuevamente demuestra que es uno de los directores más multifaceticos, talentosos, creativos y además con buen ojo para grandes historias de la escena cinematográfica actual. Revolutionary Road, es un excelente retrato de una pareja norteamericana que cansada de vivir en el sueño americano, busca la libertad, la promesa de que siguiendo sus sueños encontraran la felicidad. La pareja está interpretada por los poco apreciados pero magnificos y cada vez más maduros Kate Winslet y Leonardo DiCaprio. Esta dupla interpreta de maravilla la frustración, el engaño, la ilusión en cada una de sus etapas dentro de la relación y deja entre líneas la conclusión de que lo sueños se siguen en su momento, retomarlos después de algun tiempo, puede resultar difícil en un mundo que te ata y atrapa entre sus redes sociales. En la historia existen dos hijos, ellos cuales fantasmas aparecen esporadicamente, como induciendo al espectador a la premisa de que ellos no son lo importante en la desición de dos personas que se siguen buscando. Que quieren escapar, que estan hartos. No siempre es fácil y posible. No siempre hay un final feliz. Los sueños hay que seguirlos después de soñar, no cuando la misma sociedad te ha atrapado y acorralado en sus sistemas de conformidad y concepción de la vida normal: una bonita casa, un trabajo en donde se pueda ganar bien, pero trabajar mucho, hijos, amigos con los cuales ir al bar. En este mundo hay más que eso. Sobre todo para cada individuo, que como humano debe buscar la razón de su existir y nunca rendirse ante la promesa de una felicidad.

Revolutionary Road da un mensaje claro contado a través del excelente ojo de Mendes quien como ya fue mencionado no sólo es un gran director, sino que cuenta historias que otras personas no quieren contar y además lo hace rentable para la industria.

En la cinta Mendes no se limita a contar la frustración de la pareja, sino que es capaz de introducir en su trama, polemica, debate y la pureza del ser humano que no es más que la realidad de nuestra debilidad. Nuestra incapacidad de amar, de comunicarnos, de aceptar que ciertas ocasiones sería mejor convertirnos en locos y sentir por un momento libertad.

 

Lo mejor: La dirección de Mendes. Las actuaciones, el guión.
Lo peor: ...
publicado por Davo Valdés el 15 agosto, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.