Cuando joven quién no tuvo de aquellos veranos inolvidables con múltiples aventuras y hechos que incluso podrían marcar el futuro. Adventureland no busca la risa fácil es más cerebral de lo que parece.

★★★☆☆ Buena

Adventureland

Greg Mottola ( "El Daytrippers", "Superbad"), entrega otro de sus registros favoritos, los adolescentes un poco nerds pero con gran alma ahora en una historia ambientada en los años ochentenas con unos seres un tanto freaks pero interesantes tal como ocurrió en su anterior “Superbad”. Los lazos amorosos, amistad y una familia un tanto insufrible son tratados aquí. Muchos asuntos se definen en esta edad para toda la vida y es aquí donde da en el blanco con la gran historia de James Breenan en 1987 , el chico viene saliendo de la escuela y no puede esperar para embarcarse en su gira por el sueño de Europa como se lo han prometido sus padres y posteriormente entrar a la universidad de Columbia. Pero todo se desvanece rápidamente en la misma celebración. Sus acongojados padres le informan que no tienen el dinero y que si quiere estudiar o viajar deberá buscar un trabajo en el verano. Después de varios intentos fallidos por su inexperiencia laboral, James  recala en “Adventureland”, un parque de diversiones plagado de jóvenes que buscan un sustento económico y los hacen en muchos casos de mala gana y otros simplemente arrancar de sus aprehensivos padres. La película recrea con familiaridad y credibilidad esta historia del camino a la mayoría de edad nunca pasa de moda, al menos cuando se cuenta con el tipo de la dulzura y la inteligencia. Lo cierto es que este joven descubre el valor de la amistad, vive un gran amorío y debe convencerse que nada es tan fácil  El camino hacia la edad adulta está llena a veces de decepciones, pero para un hombre joven con gran corazón y confianza de seguro va por el buen camino.   Apenas ha comenzado su trabajo y James (Jesse Eisenberg) conoce a EM  una estudiante interpretada por Kristen Stewart la chica de la saga Crepúsculo, pero ella en secreto esta involucrada con Connell (Ryan Reynolds), un tanto mayor y que las oficia como reparador de máquinas de la feria y músico por las noches: Este triángulo amoroso será un plus para la cinta por lo disparejo de las pretensiones del trío.  Mottola se cuida de no satirizar la década de los ochentas con peinados exagerados o demasiado evidentes. Es más cerebral de lo que pensaba y sorprende gratamente con su mesura y fino humor donde no todo proviene del sexo como en otras realizaciones narradas con más facilismo.
publicado por David Lizana el 28 diciembre, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.